Breaking News GDL

La educación en línea también es nociva.

Estaba en una cafetería de la ciudad, específicamente de guadalajara, platicando con mi hijo que tiene seis años, sobre su tarea que tenía que hacer.

En eso, un señor que se encontraba en la fila preguntó ¿Apoco este pequeño toma clases en línea?, así es señor, le contesté.

Entonces el señor de la fila rompió el hielo y empezó a dar cátedra de su desprecio hacia el gobierno, «como es posible que el gobierno permita eso, que los niños no aprenden nada y solamente están perdiendo el tiempo mientras el gobierno solo haciendo negocios, con sus tranzas nos está llevando a otra devaluación, y solo está creando más problemas de los que ya tenemos».

No contesté nada, mi hijo preguntó si traíamos la computadora para hacer la tarea, yo le dije que con el teléfono la podía hacer sin problema, y el señor de la fila volvió a arremeter en contra del gobierno, «qué futuro les espera a estos niños, sin escuela, con la economía como está, con la delincuencia, y el gobierno haciendo puras tranzas, hasta los niños con cáncer se están muriendo porque este señor no hace nada».

Yo desconcertado aún no quería preguntar a quien se refería con el gobierno y este señor.

El señor de la fila ya entrado en materia me dijo: «mire eso de las clases en línea no sirve, es puro negocio del gobierno, al final los niños no van a aprender nada y el gobierno los va a mandar a repetir el año, para que ustedes vuelvan a pagar, ya de por sí se están quedando con los sueldos de los maestros, la pura corrupción con este señor».

Yo aún desconcertado le dije que sinceramente no le veía el negocio y mucho menos lo malo a las clases en línea.

«Eso precisamente es lo que quiere el gobierno, que ustedes piensen así, que no vean lo malo que está haciendo», me respondió.

Fue entonces que le pregunté ¿Disculpe de qué gobierno me está hablando?, porque siento que se refiere a Enrique Alfaro, en un tono irónico me contestó, «pues de quién va a ser del peje, Enrique Alfaro está haciendo las cosas bien, y me da gusto que no se deje del viejo, pero que  este señor no venga a engañar a la gente con sus clases en línea».

Entonces ya en un tono sarcástico le contesté ¿ya ve como las clases en línea si sirven? Mire a usted como lo tiene su maestro, bien ¡aleccionado!

Parece chiste pero es anécdota.

Deja una respuesta