Breaking News GDL

Salvador Cienfuegos, nuevo residente en Estados Unidos, en calidad de detenido.

Este 15 de octubre 2020 fue detenido el General Salvador Cienfuegos Zepeda, en el aeropuerto de Los Ángeles California, Marcelo Ebrard confirmó la aprehensión del General a través de su cuenta de twitter.

https://twitter.com/m_ebrard/status/1316922881247485954?s=19

Esta es una noticia muy importante, nunca en la historia de México se había detenido a un General del ejército con un rango tan alto, en un país extranjero, es notable ya que el mismo ejército, dentro de México siempre había sido “intocable”.

Incluso se podría decir que estamos presenciando la detención más importante en la misma historia de la DEA, detener narcotraficantes es hasta de rutina para la Drug Enforcement Administration, pero iniciar una investigación y posterior una aprehensión a un ex Secretario de Estado que se supone estaba encargado de la seguridad de un país, es verdaderamente delicado, de hecho sería el segundo ex Secretario de Estado, el primero es Genaro García Luna, el súper policía del ex presidente Felipe Calderón.

De carrera militar sobresaliente, el General Cienfuegos tuvo todos los cargos, todos los mandos, pero es indispensable conocer algunos datos sobre su carrera para entender la magnitud del poder que pudo haber tenido dentro de las estructuras criminales.

  • Fue Oficial Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional.
  • Inspector y Contralor General del Ejército y fuerza Aérea.
  • Comandante de cuatro regiones militares, Chiapas, CDMX, Guerrero, Jalisco, también Comandante de la 14ª Región de Infantería de Jalisco.
  • Subjefe de Doctrina Militar del Estado Mayor de la Defensa Nacional.
  • Subdirector General del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos.
  • Jefe de la sección tercera (operaciones) del Estado Mayor de la Defensa Nacional.
  • Entre otros cargos en el Heroico Colegio Militar y la Fuerza Aérea.

En México tiene casos controversiales acuestas, entre los más destacados se encuentran el caso Tlatlaya, el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, que, aunque no hay evidencias claras sobre la participación de miembros del Ejército, resaltan las declaraciones de Cienfuegos Zepeda:

“No me queda claro ni puedo permitir que interroguen a mis soldados que no cometieron hasta ahorita ningún delito.
¿Qué quieren saber? ¿Qué saben mis soldados? Está todo declarado, yo no puedo permitir que a los soldados los traten como criminales, los quieran interrogar para posteriormente hacer sentir que tienen algo que ver y no apoyarlos”.

También tiene un caso por encubrimiento a otro de sus Generales, se trata de León Trauwitz, quien se encuentra en calidad de prófugo y que también fue muy cercano al ex presidente Enrique Peña Nieto, este General se desempeñaba como Jefe de Seguridad de Pemex, una persona aceptada por Luis Videgaray, aunque lo vetó cuando quiso ser Jefe del Estado Mayor.

En 2017 el General Salvador Cienfuegos generó irritación en la cúpula militar cuando decidió sostener a León Trauwitz al frente de la seguridad de Pemex, ya entonces se decía que Trauwitz estaba implicado en el robo de combustible a la paraestatal lo que generaba enfrentamientos entre criminales y militares.

Por ese entonces cínicamente Salvador Cienfuegos declaró:

“los empleados de Pemex son cómplices del robo y la ordeña, es casi imposible ejecutar un plan de seguridad serio en refinerías y depósitos”

De este caso, Emilio Lozoya Austin, compartió información precisa a Alejandro Gertz Manero para acelerar la búsqueda y captura del General León Trauwitz, no hay duda de que también facilitó información importante para coadyuvar a la captura de Salvador Cienfuegos Zepeda.

Desde agosto de 2019 el Departamento de Justicia de EEUU inició el proceso contra el General Salvador Cienfuegos Zepeda, el Tribunal Federal de Distrito este de Nueva York señala que a Cienfuegos le suponen tres cargos por presuntos actos de narcotráfico, conspiración internacional para la manufactura o distribución de una o más sustancias controladas con el fin de introducirlas ilegalmente a Estados Unidos, a quien además apodan «El padrino» o «Zepeda».

Ante este hecho no se hicieron esperar las declaraciones estúpidas por parte de la prensa mediocre de México, en un intento por conservar la línea que evidentemente tienen condicionada empezaron a divulgar comentarios como que “la detención del General refleja la nula relación diplomática entre México y EEUU”, siempre tratando de minimizar la trascendencia que este caso conlleva, los comentarios más obsenos fueron en relación a que “no hay que olvidar que en estos días se cumple un año del caso Ovidio”, ese tipo de vulgaridades fueron las que declararon los supuestos expertos en temas de seguridad que entrevistan en los noticieros de circulación abierta, si viviera Emilio Azcárraga Milmo vería que la televisión cambió de jodidos económicos a jodidos intelectuales.

No existe ningún caso en este país que justifique o se compare con la detención del General Salvador Cienfuegos, se trata de un Militar del más alto rango y quién fue Secretario de Estado, acusado por narcotráfico, de eso es lo que se tiene que analizar, quienes más están implicados, se puede responsabilizar directamente al ex presidente Enrique Peña Nieto, al ex Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, incluso al ex Canciller Luis Videgaray Caso, en todo caso conocer quién es su ahijado o su compadre, digo si al General le apodan «El padrino» a alguien le tuvo que estar dando su domingo.

Se puede incluso reflexionar sobre la detención, extradición, juicio y condena de Joaquín Guzmán Loera alias “el Chapo Guzmán”, ¿realmente él era el gran jefe del cártel de Sinaloa? O se da crédito a las versiones de la periodista Anabel Hernández en las que menciona que el verdadero líder es el Mayo Zambada.

El comentario viene al caso porque precisamente en su momento Peña Nieto felicitó al Salvador Cienfuegos por la gran captura del Chapo Guzmán en 2016.

El pasado 29 de septiembre Timothy J. Shea, administrador interino de la DEA, visitó nuestro país en busca de mayor cooperación por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para contener el trasiego de drogas sintéticas que cruzan la frontera y llegan a los Estados Unidos, entre otras estrategias específicas de la seguridad binacional.

En la visita el mero mero de la DEA como se dice coloquialmente, se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador, con Gertz Manero, con Alfonso Durazo, con Marcelo Ebrard, entre otros, no es posible que las televisoras no se hayan enterado como para salir a defecar a nivel nacional que ambos países tienen una pésima relación por la detención del ex Secretario de la Defensa Nacional, no están informando a la ciudadanía la importancia y relevancia de este caso que es sólo el principio del declive de la corrupción imperante en México, tan acostumbrados estamos que basta con que lo nieguen calderónicamente para que los medios de comunicación desaparezcan la información.

En el caso de Salvador Cienfuegos puede haber  ex presidentes, gobernadores, ex gobernadores, presidentes municipales, autoridades estatales, incluso comunicadores o figuras públicas implicados, sobre todo en los estados en los que fue Comandante de Región Militar.

De todo esto la gran pregunta que surge es ¿en manos de quiénes hemos estado?

Deja una respuesta