Breaking News GDL

Bonilla va a por sus cinco años and nothing else matters.

El cínico ciudadano américo-mexicano Jaime Bonilla Valdez, actual gobernador del Estado de Baja California, no quita el dedo del renglón sobre hacerse del poder durante cinco años como lo había tratado de imponer al principio de su mandato, que oficialmente es sólo de dos años en el Estado cachanilla.

En su mente trastornada aseguró, en calidad de gobernador electo que la convocatoria por la que compitió como candidato a la gubernatura es por cinco años y no por dos.

«Me veo trabajando cinco años para mi estado, creo que hay mucho que hacer en mi estado. Hay que sacar a ese buey de la barranca, está muy ahogado, está muy quebrado, tenemos a un gobernador ausente desde hace mucho tiempo»

Estas palabras que en alguna ocasión escupió el Republicano Bonilla hoy toman mucha fuerza y es precisamente lo que los ciudadanos de Baja California pretenden hacer en la próxima elección, sacar al buey de la barranca y a su becerro.

Finalmente y pese a todos los argumentos vulgares de Jaime Bonilla por tratar de plantarse cinco años en el poder, la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional que el republicano amplíe su mandato hasta 2024.

Hijo de militar, Jaime Bonilla nació en la ciudad de Tijuana, Baja California; es egresado de la UNAM por la carrera de Ingeniero Industrial, cuenta con una maestría en Administración Pública en la «San Diego National University», ciudad en la que por cierto vive permanentemente, de hecho sus primeros cargos políticos fueron en el vecino país, por el partido Republicano.

La ley electoral en México es muy permisiva, y ante la polémica se le solicitó el certificado de nacionalidad mexicana de Bonilla a la Secretaría de Relaciones Exteriores, la cual confirmó que desde el año 2012, el actual gobernador de BC, renunció a sus derechos como ciudadano americano, lo cual parece más increíble que haber dicho que aún es ciudadano estadounidense.

Pero ese no es el verdadero problema para los ciudadanos de Baja California, ante la negativa de la SCJN por cumplir los bajos instintos de Jaime Bonilla por mamar la teta del erario durante cinco años, encontró a su muñeco de ventrílocuo en el alcalde de Ensenada, quien además ha sido su empleado como Director del Canal 29, sí, Jaime Bonilla Valdez es dueño del canal 29 PSN de Ensenada.

Aunque en los medios de comunicación locales y algunos de circulación nacional aseguran que el joven empleado de Jaime Bonilla tiene altos índices de aprobación, no hay que engañar, seguramente son por el arrastre que sigue teniendo la marca «Morena», arrastre que muchos impresentables aprovecharon para acercarse al Movimiento de Regeneración Nacional, liderado por López Obrador, y así llegar a los cargos deseados, ya que en un momento el partido se convirtió en el arca de Noé y empezó a rescatar ejemplares de todo tipo de fauna, incluso algunos ya en peligro de extinción.

Pese a que Jaime Bonilla no lo dice abiertamente y su educando tampoco, la realidad es que sí es candidato a sucederlo en el cargo en la próxima elección, muestra de ello es que por ahí del mes de octubre, el señor Bonilla llevó a Palacio Nacional al joven Armando Ayala Robles, como para presentarlo en sociedad y tomarse la respectiva foto con el presidente de la República, misma que seguramente utilizarán en la campaña electoral que de por sí ya arrancó desde hace algunas semanas en todo el Estado, por cierto la publicó en sus redes sociales.

Ante esto, el gobernador de BC, orgulloso de su chamaco dijo en entrevista «Una fotografía dice más que mil palabras, el señor presidente sabe con quién se saca la fotografía, No es ningún destape porque el presidente se saca fotografías con mucha gente, nada más no se saca muchas fotos en el Palacio y se saca menos fotos en su oficina. El señor presidente sabe porqué hace las cosas».

Bajo esta premisa de «una fotografía dice más que mil palabras» le recordamos a Jaime Bonilla ¿quién afilió al partido Morena al hijo de Hank Rhon?, el músico César Hank Inzunza, quien había cobrado como representante del Instituto de Cultura de Baja California (ICBC), apenas en la administración pasada con Francisco Vega Lamadrid «Kiko Vega», ¿pues de qué se trata, o cuales negocios se traen entre manos con el dueño de Tijuana?

Se desconoce si esta estrategia es legal ante el Instituto Nacional Electoral, en diferentes municipios de Baja California han instalado espectaculares en donde sale la imagen del chamaco, empleado de Jaime Bonilla en el que claramente se encuentra ya en campaña, «El Rumbo Está Claro, estamos contigo» o «Transformación en Marcha» son algunas de las frases que utiliza Armando Ayala.

Mientras esto pasa, al interior de Morena Baja California, se anunció en días pasados, que el partido decidirá mediante una encuesta abierta a su candidato oficial para contender por la gubernatura de Jaime Bonilla, son seis los aspirantes de los cuales se dará a conocer al ganador el próximo 15 de diciembre, Arturo González Cruz, Marina del Pilar Ávila Olmedo, Mario Escobedo Carignan, Alejandra León Gastélum, Gerardo Novelo y por supuesto el empleado y educando del actual gobernador, el joven Armando Ayala.

Es evidente que ser candidato de Morena a cualquier cargo público ya lleva un porcentaje de ventaja ante los demás partidos, es por ello que a toda costa Jaime Bonilla pretende seguir en el cargo de gobernador a través de su empleado al que ya ve como ganador y hasta se frota las manos, sinceramente creo que los ciudadanos de Baja California no son ingenuos y en esta ocasión al igual que en el resto del país, se votará de acuerdo a la razón y no solamente por auto-proclamarse obradoristas o morenistas, esa fórmula ya la quemó Jaime Bonilla, gran tarea tienen los ciudadanos para elegir de entre cinco aspirantes al futuro candidato a gobernador, hablando en específico de Morena, pero independientemente del partido que sea, la realidad es que en Baja California como en otros estados, hace falta un verdadero cambio, ya basta de políticos travestis,.

En este caso es indispensable quitarle el poder al Republicano Jaime Bonilla, que no hay duda de que, si su educando no sale favorecido, buscará acercamiento con el candidato oficial ya sea de Morena o de cualquier partido para seguir «administrando» al estado durante los cinco años que se prometió.

Deja una respuesta