Breaking News GDL

Violencia en el Capitolio de Estados Unidos

Este miércoles, en plena sesión de las dos cámaras del Congreso en la que se trataba de ratificar el resultado electoral en favor de Joe Biden, simpatizantes del aún presidente en funciones Donald Trump, burlaron las vallas que protegían el recinto y lograron ingresar al interior del edificio.

Los llamados WASP (white anglo-saxon protestant), se enfrentaron a los policías a los que llamaban «traidores», mientras los agentes lanzaron gas pimienta a la turba que se salió de control.

Independientemente de estos lamentables hechos que de alguna manera eran posibles, de acuerdo a la historia de los Estados Unidos y a la manera de gobernar de Donald Trump, a quien le suspendieron sus cuentas en redes sociales por supuestos mensajes incitando a la violencia.

Esta situación llevó al cierre del Capitolio, la sala de sesiones de la Cámara de Representantes fue evacuada.

La alcaldesa de Washington, Muriel Browser, impuso toque de queda en la ciudad desde las 18:00 horas locales y hasta las 6:00 horas de este 7 de enero.

Se habla ahora de que el vicepresidente Mike Pence está en contra de su presidente aún en funciones, independientemente de que en un a sesión alterna se ratificó el triunfo de Joe Biden, lo cierto es que en los hechos lamentables, el propio Pence es cómplice de donald Trump, durante cuatro años estuvo apoyando al mandatario en su manera de hacer política, interviniendo países, faltando al respeto a otros, a las personas, incluso a los mexicanos, etc.

El mismo presidente aún en funciones Donald Trump, criticó el sistema electoral obsoleto y corrupto «es peor que el de los países del tercer mundo».

Tal parece que Donald Trump conoce la historia del país que gobierna, en su locura de seguir en el poder, pareciera que apostaba al fantasma del «compromiso de 1877» en el que tras un pacto informal, después de varias controversias entre los colegios electorales sobre los resultados de los comicios, acordaron otorgar la victoria al republicano de entonces.

Al no obtener lo deseado, salen a relucir las decadencias del sistema, Estados Unidos es un país polarizado, consecuencia del mismo sistema corrupto, ellos permitieron que un personaje como Donald Trump llegara al poder, los medios masivos de comunicación se encargaron de crear al monstruo, bien ahí lo tienen de cuerpo completo.

Lo que es un hecho es que la estrategia de interrumpir la sesión en el Congreso fue una pésima idea y que además se debe castigar, cuantos funcionarios tendrán la calidad moral para inculparse ya que, tampoco es que Donald Trump actúe totalmente en solitario, Mike Pence debe de tener en cuenta eso.

El Capitolio no había sido objeto de disputa desde el año de 1814, aunque comparan los hechos o tratan de vender la idea de que el monstruo (que ellos mismos crearon), perdió el control; la realidad es que en aquella ocasión fue incendiado al igual que la casa blanca.

Esto no minimiza en absoluto los disturbios que se dieron el día de ayer, se engrandece el hecho por tratarse del Capitolio, símbolo de la democracia, de esa democracia corrupta.

Fotografía destacada por REUTERS.

Deja una respuesta