Breaking News GDL

¿Por qué Europa ya no «se Burla» de Sputnik V?

Lejos quedaron esos días en que la izquierda europea no dejaba de atacar al Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología después de que Vladímir Putin anunciara que Rusia había registrado la primera vacuna del mundo contra la COVID-19 en agosto de 2020.

Recibida primero con escepticismo, Sputnik V ha convencido desde entonces a propios y extraños de su eficacia y eficiencia, de acuerdo a una publicación en la reconocida revista científica The Lancet. Por otro lado, la vacuna Sputnik V ha representado un éxito científico y político para la Rusia de Vladímir Putin, de acuerdo a distintos medios internacionales.

La Unión Europea, que en su momento «se burló» de la vacuna rusa Sputnik V contra el SARS-CoV-2, ahora podría cambiar de opinión, mientras se enfrenta a la escasez de viales Pfizer, estima el diario italiano Libero.

Dicho periódico recuerda que cuando el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció el pasado 11 de agosto que Rusia había registrado la primera vacuna del mundo contra la COVID-19, «la izquierda europea no perdió ni un minuto para atacar». En particular, se basó en la opinión negativa de algunos expertos publicada en la revista científica Nature e «ignoró los resultados prometedores y, por lo tanto, incómodos», publicados por otra revista prestigiosa en el campo, The Lancet, subraya Libero. Los progresistas también «se burlaron» del nombre de la vacuna, al tiempo que consideraron a Putin «un monstruo», porque una de sus hijas se había vacunado con la Sputnik V.

Eficaz, asequible y aprobada «en medio mundo»

Ahora, el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) ha solicitado el registro de la vacuna en la Unión Europea, y el organismo espera que el proceso de revisión comience en febrero. Además, el RDIF confirmó que este martes expertos de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) realizaron una revisión científica para los desarrolladores de la vacuna del Centro de Investigación Gamaleya de Moscú. Más de veinte expertos y científicos internacionales asistieron a la reunión. Las recomendaciones basadas en los resultados de la discusión se enviarán a los desarrolladores en un plazo de 7 a 10 días.

Entretanto, el fármaco ya ha sido aprobado «en medio mundo», enfatiza el medio italiano, enumerando países como Argelia, Argentina, Armenia, Bielorrusia, Bolivia, Cuba, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, India, Irán, Israel, Kazajistán, México, Pakistán, Palestina, Paraguay, Perú, Rusia, Turkmenistán, Uruguay o Venezuela. Turquía también «se abrió a la colaboración» con Moscú, mientras que Serbia, que actualmente ha asegurado un suministro total de 2 millones de dosis, recibió el primer lote el 30 de diciembre. Asimismo, las autoridades sanitarias de Hungría otorgaron este jueves una autorización de la Sputnik V.

Finalmente, Libero hace hincapié en que la vacuna rusa ha demostrado hasta ahora una eficacia superior al 90%, es más barata que las de Pfizer y Moderna y se puede almacenar a entre 2 y 8 grados centígrados, en lugar de a -70 y -20 grados centígrados.

Además, según los expertos rusos, el fármaco «daría una respuesta inmune más fuerte y duradera», porque utiliza dos vectores adenovirales humanos diferentes, y no solo uno, indica el diario.

La vacuna Sputnik V

La vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, de Moscú, utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad26 y Ad5, que se aplican en dos inyecciones que se administran con una diferencia de 21 días entre una y otra.

Esta solución no contiene adenovirus humanos vivos, sino vectores adenovirales, que no se multiplican y resultan completamente seguros para la salud. De hecho, el fármaco se basa en una plataforma de dos vectores ya existente con la que ya se crearon otras vacunas. Los resultados obtenidos durante la tercera fase de los ensayos clínicos de Sputnik V mostraron que la eficacia del fármaco ruso es del 91.4%.

Un fragmento del coronavirus

El virus SARS-CoV-2 está colmado de proteínas que usa para entrar a las células humanas. Estas proteínas, llamadas de espiga, son un blanco tentador para posibles vacunas y tratamientos.

La Sputnik V se basa en las instrucciones genéticas del virus para armar la proteína de espiga. Sin embargo, a diferencia de las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna, que almacenan las instrucciones en ARN monocatenario o de una sola cadena, la Sputnik V usa ADN bicatenario.

El ADN dentro de los adenovirus

Los investigadores desarrollaron su vacuna a partir de distintos adenovirus, un tipo de virus que causa resfriados. Agregaron el gen de la proteína de espiga del coronavirus a dos tipos de adenovirus, uno llamado Ad26 y otro llamado Ad5, y los modificaron para que pudieran invadir las células, pero sin replicarse.

La Sputnik V es el resultado de décadas de investigación sobre vacunas desarrolladas con adenovirus. La primera fue aprobada para uso general el año pasado: una vacuna para el ébola, fabricada por Johnson & Johnson. Algunas otras vacunas contra la COVID-19 también se basan en adenovirus, como una de Johnson & Johnson que usa Ad26, y otra de la Universidad de Oxford y AstraZeneca que usa un adenovirus de chimpancés.

Ingreso a la célula

Después de que la vacuna Sputnik V se inyecta en el brazo de una persona, los adenovirus chocan con las células y se adhieren a las proteínas que hay en su superficie. La célula envuelve al virus en una burbuja y lo absorbe. Ya que está dentro, el adenovirus escapa de la burbuja y viaja hacia el núcleo, la cámara que alberga el ADN de la célula.

El adenovirus inserta su ADN en el núcleo. El adenovirus está modificado a fin de que no genere copias de sí mismo, pero la célula puede leer el gen de la proteína de espiga del coronavirus y copiarlo en una molécula llamada ARN mensajero, o ARNm.

Ensamblado de proteínas espiga

El ARNm sale del núcleo, y las moléculas de la célula leen su secuencia y empiezan a ensamblar proteínas de espiga.

Algunas de las proteínas de espiga que produce la célula forman espigas que migran a su superficie y extienden sus puntas. Las células vacunadas también separan algunas de las proteínas en fragmentos, que presentan en su superficie. Entonces, el sistema inmunitario puede reconocer estas espigas protuberantes y fragmentos de proteínas de espiga.

El adenovirus también provoca al sistema inmunitario al activar los sistemas de alarma de la célula. La célula envía señales de advertencia para activar las células inmunitarias cercanas. Al hacer sonar esta alarma, la Sputnik V hace que el sistema inmunitario reaccione con más potencia a las proteínas de espiga.

Detección del intruso

Cuando una célula vacunada muere, sus restos contienen proteínas de espiga y fragmentos de proteínas que después puede captar un tipo de célula inmunitaria llamada célula presentadora de antígenos.

La célula presenta fragmentos de la proteína de espiga en su superficie. Cuando otras células, llamadas linfocitos T colaboradores, detectan estos fragmentos, estas pueden hacer sonar la alarma y ayudar a convocar a otras células inmunitarias para combatir la infección.

Creación de anticuerpos

Otras células inmunitarias, llamadas linfocitos B, podrían chocar con las espigas del coronavirus en la superficie de las células vacunadas, o con fragmentos de proteínas de espiga que estén flotando. Unos cuantos linfocitos B quizá logren adherirse a las proteínas de espiga. Después, si los linfocitos T colaboradores activan estos linfocitos B, comenzarán a proliferar y secretar anticuerpos que atacarán a la proteína de espiga.

Alto al virus

Los anticuerpos pueden adherirse a las espigas del coronavirus, marcar el virus para que sea destruido y bloquear la infección al impedir que las espigas se adhieran a otras células.

Supresión de células infectadas

Las células presentadoras de antígenos también pueden activar otro tipo de célula inmunitaria llamada linfocito T citotóxico para que busque y destruya cualquier célula infectada de coronavirus que presente fragmentos de proteína de espiga en su superficie.

Recuerdo del virus

Aún no está claro cuánto tiempo podría durar la protección de la vacuna. El nivel de anticuerpos y linfocitos T citotóxicos que detona la vacuna podría disminuir en los meses posteriores a la inoculación. Sin embargo, el sistema inmunitario también contiene células especiales, llamadas células B y T de memoria, que podrían retener información sobre el coronavirus durante años o incluso décadas.

Fuentes:
https://actualidad.rt.com/actualidad/381115-diario-italiano-libero-europa-sputnik
https://www.liberoquotidiano.it/news/commenti-e-opinioni/25955855/vaccino-unione-europea-ginocchio-vladimir-putin-dopo-averlo-deriso-solita-fiugraccia.html
https://www.thelancet.com/article/S0140-6736(20)31866-3/fulltext
https://www.cnbc.com/2021/01/21/russias-sputnik-vaccine-gets-its-first-approval-in-the-eu-uae.html
https://www.thelancet.com/journals/laninf/article/PIIS1473-3099(20)30709-X/fulltext
https://www.bmj.com/content/370/bmj.m3270
https://actualidad.rt.com/actualidad/380782-rdif-solicita-registro-sputnik-union-europea
https://www.animalpolitico.com/elsabueso/vacuna-rusa-mexico-sputnik-criticas-uso-otros-paises/
https://actualidad.rt.com/actualidad/380907-hungria-primer-pais-ue-aprobar-sputnik
https://sputnikvaccine.com/esp/about-vaccine/clinical-trials/
https://actualidad.rt.com/video/380932-permiten-almacenar-transportar-vacuna-sputnik-grados
https://www.jwatch.org/fw117016/2020/09/07/covid-19-russian-vaccine-early-results-vaccine-makers
https://www.lavanguardia.com/vida/20210128/6205202/hungria-autoriza-vacunas-dadas-millon-personas.html
https://www.nytimes.com/es/interactive/2021/health/sputnik-vacuna-covid.html
https://actualidad.rt.com/actualidad/376883-91-eficacia-vacuna-rusa-covid-sputnik-100-casos-graves.

Deja una respuesta