Breaking News GDL

A 190 años de la muerte de Vicente Guerrero

«Allí tenéis a Guerrero, a ese hombre que nos envidian las naciones más grandes de la tierra; para quien los reveses eran razones para ser fiel; para quien la esperanza era un motivo para perseverar; para quien la miseria no era un obstáculo; para quien la familia no era una cadena que lo atara al poste de la inacción; para quien la envidia era un sentimiento desconocido; para quien la cobardía era una vana palabra; para quien los alimentos estaban en los bosques y las municiones en las cartucheras del enemigo.”

Ignacio Manuel Altamirano (Abogado, escritor, periodista, maestro y político, quien falleció un 13 de febrero)

Vicente Ramón Guerrero Saldaña se convirtió en segundo presidente de la República Mexicana, el primero con origen afro-mexicano, su gestión duró solo unos meses del 1 de abril de 1829 al 17 de diciembre de 1829.

Tomó por primera vez las armas en 1810 al entrevistarse con José María Morelos es puesto bajo las órdenes de Hermenegildo Galeana, siendo joven, Vicente Guerrero fue arriero y al unirse a la causa insurgente se desempeño como armero.

Después de la Batalla de la Sabana y tras vencer a las tropas de Carreño el gobernador de Acapulco, Vicente Guerrero queda a las órdenes directas de José María Morelos en enero de 1811, después de varios enfrentamientos, en 1812 Morelos toma Cuautla, meses después Vicente Guerrero es nombrado Teniente Coronel y participa en la toma de Oaxaca el 15 de enero de 1813.

En septiembre de ese año se instaló el primer Congreso de Anáhuac, después se proclamó el Decreto Constitucional para la libertad de la América Mexicana, conocido como Constitución de Apatzingán en octubre de 1814, del cual se nombró un Poder Ejecutivo representado por Morelos, mientras Vicente Guerrero recorría el sur.

En 1815 Morelos cae preso en manos de José Gabriel de Armijo, previo a este acontecimiento ya había girado instrucciones a Vicente Guerrero para que escoltara al congreso hasta Tehuacán en donde recibiría apoyo de Manuel de Mier y Terán, una vez instalado el congreso en Tehuacán, el Poder Ejecutivo pasa a manos de Ignacio Ayala en el rancho de Santa Anna, los demás congresistas avanzaron con Vicente Guerrero hasta el lugar en donde los dejó instalados Terán, en el mes de junio del mismo año.

En diciembre de 1815, Juan de Otal se dirige con Vicente Guerrero para comunicarle que en los primeros días del mes, Terán se amotinó y asumió el poder como presidente y había establecido un gobierno provisional por lo que exigía obediencia y reconocimiento; ante el hecho, Vicente Guerrero se niega y le informa que el supuesto gobierno carece de legitimidad y que no lo apoyará, Terán avanza hacia Playa Vicente.

El 22 de diciembre es fusilado en San Cristóbal Ecatepec José María Morelos, la conducción del movimiento insurgente recae en Vicente Guerrero quien el 27 de diciembre derrota a Terán a las márgenes del río Xiputla.

Después de 11 años de lucha y guerrilla, en 1821 el insurgente Vicente Guerrero vislumbró condiciones propicias para concluir el movimiento independentista e inició comunicaciones para la pacificación del país, uno de los personajes para la llevar a cabo esta enmienda fue Agustín de Iturbide, con esta alianza se dio origen al Ejército Trigarante o llamado también de las Tres Garantías, y ubicó al movimiento independentista bajo tres regentes: independencia y unión de todos los mexicanos. A la llegada del Virrey Juan O’Donojú a Córdoba, Veracruz; firman los tratados que dieron por terminado el movimiento independentista, en septiembre del mismo año 1821, Iturbide entró triunfante en la capital de México al mando de aquel Ejército Trigarante.

En un principio Iturbide proclamó la independencia y se puso al frente de un gobierno provisional, pero un año después en 1822 se coronó como Emperador de México, lo que provocó que en el mes de diciembre de ese año se levantaran en armas varios caudillos y Vicente Guerrero se unió a esa sublevación en favor de un sistema republicano junto a Antonio López de Santa Anna.

A la caída de Iturbide en 1823, y tras un periodo constituyente, el Congreso eligió como primer Presidente de la República a Guadalupe Victoria (1824 – 1829), en su gabinete incluyó a Vicente Guerrero como Ministro de Guerra. Para 1828 hubo nuevas elecciones pero el Congreso las declaró nulas, siendo así, en enero de 1829 se declaró a Vicente Guerrero como Presidente de la República junto a Anastasio Bustamante como Vicepresidente.

Para el mes de julio de ese mismo año enfrentó con éxito un intento de reconquista por parte del brigadier español Isidro Barradas, el presidente Vicente Guerrero envió a Antonio López de Santa Anna y a Manuel Mier y Terán a enfrentar al español siendo derrotado el 10 de septiembre en la ciudad de Tampico. Sin embargo el problema mayor no venía del exterior.

El 5 de diciembre de 1829, Anastasio Bustamante proclamó el plan de Jalapa, ciudad en la que se encontraba apostado y listo para combatir a Barradas en caso de ser necesario. El Plan desconocía al gobierno de Vicente Guerrero, por lo que éste solicitó permiso en las cámaras para salir a repeler la sublevación; las cámaras le otorgaron el permiso pero al salir Vicente Guerrero de la Ciudad de México, la guarnición de la capital se levantó en armas en contra de él, siendo 18 de diciembre del mismo año.

Para el día 20 de diciembre, el Congreso lo declaró imposibilitado para gobernar y reconoció a Anastasio Bustamante como presidente de la República, por lo que el año de 1830 inició con la entrada triunfal de este último en la capital del país.

Este acontecimiento convirtió en prófugo de la ley a Vicente Guerrero y se le perseguía como tal, con sus allegados retomó la guerrilla en el sur, temiendo Bustamante que su fuerza siguiera creciendo optó por traicionarlo y en complicidad con su ministro de guerra José Antonio Facio, recurrieron a un mercenario de guerra, el Capitán de Marina Francisco Picaluga, un genovés que a cambio de dinero aceptó ponerle una trampa a Vicente Guerrero.

El 14 de enero de 1830, Picaluga contactó a Vicente Guerrero y lo invitó a una comida amistosa abordo del bergantín El Colombo que se encontraba anclado en el puerto de acapulco; ya abordo fue hecho prisionero y lo encadenaron mientras el navío elevaba anclas y se dirigía rumbo a Huatulco, Oaxaca; en donde ya lo esperaba el Capitán Miguel González con órdenes de custodiar al insurgente.

Fue escoltado a Oaxaca en donde se le dirigió un juicio sumario, se le acusó entre otras cosas, de rebelión y usurpación, fue fusilado en Cuilapan, Oaxaca; el 14 de febrero de 1831.

En 1849 el Congreso de la Unión constituyó el Estado Libre y Soberano de Guerrero en honor al caudillo insurgente, sus restos reposan en el Ángel de la independencia; desde 1971 se añadió en muro de honor del Salón de Plenos de la Cámara de Diputados su frase célebre «La Patria es Primero» en letras de oro.

Un estudio de antropología física llevado a cabo en el año 2010, arrojó que Vicente Guerrero no había muerto por fusilamiento, el informe detalla que no presenta costillas rotas, el cráneo presenta una pérdida parcial de los huesos de la cara del lado derecho, producto de un fuerte golpe posmortem.

Las heridas de guerra están presentes en los restos del caudillo: en las costillas izquierdas se aprecia un fuerte traumatismo por un instrumento punzo cortante, que ocasionó fracturas en la tercera, cuarta, quinta y sexta en su tercio distal, lo que causó desprendimiento y desplazamiento hacia la parte baja de la caja toráxica, generando una mala consolidación.

También afectó la parte posterior del codo derecho principalmente en la parte dorsal del cúbito en donde recibió el impacto, fracturándose en dos, posiblemente en una acción de defensa al levantar el brazo, también se consolidó mal esta fractura lo que ocasionó afectación en la articulación del codo, es decir; el brazo quedó en un ángulo de 90 grados sin tener movimientos de flexión, así lo muestra un retrato póstumo realizado por Anacleto Escutia en óleo sobre tela 1850.

Deja una respuesta