Breaking News GDL

Latinus: des – información para ti.

LatinUS, el medio online que utiliza a Carlos Loret de Mola y a Víctor Trujillo «Brozo» como figuras centrales, está financiado por políticos antagónicos al actual gobierno así como por multinacionales de corte globalista – financierista con influencia mediática en todo el mundo.

LatinUS asegura ser «la primera plataforma binacional 100% digital, diseñada para generar y distribuir contenido de alto valor para las audiencias en México y EUA».

Tiene alrededor de medio millón de suscriptores en su canal de YouTube y una muy costosa producción que se ha dado el lujo de grabar en Chicago, Washington y Florida.

Las dudas en cuanto a su financiamiento han desatado diferentes suposiciones de quién se encuentra detrás del portal, pues las cosas no concuerdan, las cifras no cuadran y es evidente que hay mano negra detrás de este proyecto neoliberal; pues el costo total de cada programa ronda los 20 mil dólares y de acuerdo con datos de YouTube, el canal LatinUS monetiza entre 4 mil y 64 mil dólares al mes. Y aunque Brozo y Loret se burlan de los cuestionamientos acerca del financiamiento, hasta el momento no han sido capaces de desmentir dicha información.

El presente trabajo de investigación es un esfuerzo por esclarecer las dudas del origen de dichos fondos así como los personajes relacionados de manera directa e indirecta a este proyecto golpista y propagandista de derecha.

¿Qué es un Noticiero?

Un noticiero es el medio de difusión de una serie de hechos o sucesos recientes a través de televisión, radio o internet. El noticiero pertenece al género periodístico informativo, su objetivo principal es transmitir noticias de actualidad y de interés público.

Tanto si se trata de una importante empresa de comunicación como si es una pequeña emisora local de radio, en el mundo de las emisiones de noticias, el entretenimiento y los deportes, los plazos de entrega deben ser breves y su precisión fundamental.

Comunicación global

La comunicación global es el término utilizado para describir formas de conectar, compartir, relacionar y movilizar a través de divisiones geográficas, políticas, económicas, sociales y culturales. Redefine los poderes «blando» y «duro» así como el poder de información y la diplomacia en modos no considerados por teorías tradicionales de relaciones internacionales.

La comunicación global implica una transferencia de conocimiento e ideas de centros de poder a periferias y la imposición de una hegemonía intercultural nueva mediante el «poder blando» de noticias globales y entretenimiento.

El estudio de comunicación global es un campo interdisciplinario que estudia los flujos continuos de información utilizada en transferir valores, opiniones, conocimiento y cultura a través de las fronteras.

Imperialismo mediático

El imperialismo mediático es una sobreconcentración de corporativos de telecomunicación e informática bajo control de las grandes potencias como una variable significativa que afecta negativamente a pequeños países en los que su identidad nacional se reduce o se pierde debido a la homogeneidad de dichos medios de comunicación global.

El concepto de imperialismo mediático está estrechamente relacionado al concepto de imperialismo cultural. Ambas formas de imperialismo se han teorizado como intentos de dominar, invadir o subvertir el «espacio cultural» de los demás. Ambos conceptos sugieren un grado de coerción entre el dominante y el elemento dominado, y se utilizan generalmente para referirse a la transmisión de valores occidentales a un público no occidental, especialmente valores como el individualismo, el laicismo y el consumismo. El imperialismo mediático es una mediación compleja de la experiencia cultural, se trata de una ideología dominante que está destinada a ser transmitida; no es simplemente un conjunto de imágenes que se publican en los medios.

La teoría de la dependencia también se relaciona con el concepto de imperialismo mediático, ya que enfatiza cómo los países que fueron colonizados por occidente todavía dependen de sus antiguas metrópolis. El profesor John Tomlinson sostiene que probablemente la esencia del concepto de imperialismo mediático está en la naturaleza integrada y sistemática del capitalismo moderno. Las corporaciones multinacionales y transnacionales tienen una importancia fundamental en este enfoque, ya que representan el elemento más importante en el capitalismo global. Éstas tienen un enorme poder económico (en muchos casos un poder superior a naciones-estado), y están interesadas en comercializar mercados, recursos naturales y mano de obra. Por esta razón, dice Tomlinson, han llegado a representar el punto culminante del desarrollo capitalista y el determinante primordial de las economías del «Tercer Mundo». El crítico estadounidense Herbert Schiller ha argumentado que las corporaciones mediáticas multinacionales están enfocadas en crear una infraestructura que responda a la ideología dominante, y promueva, proteja y extienda el sistema capitalista.

El imperialismo mediático en América Latina

Uno de los grandes triunfos de la ideología neoliberal ha sido convencer a la audiencia de que los conglomerados de medios de comunicación privados son ideológicamente neutrales y que la concentración de dueños de medios en unas pocas manos privadas es algo natural, inevitable y hasta beneficioso. La libertad de expresión se ha asociado a la industria de medios privados, pero ¿y si todos estos medios privados parten de una misma ideología y unos intereses corporativos similares? A través de la historia de los medios de comunicación en América Latina se ha observado un patrón de dependencia en el contenido que mayormente se presenta a esta audiencia, el mismo proviene o se refleja en los valores de la sociedad estadounidense como el individualismo y el consumismo. América Latina ha jugado un papel periférico en relación con Estados Unidos, no sólo en la política sino también en los medios de comunicación.

Las élites de los países en desarrollo suelen tener fuertes lazos con los países centrales y más desarrollados, y en su mayoría están ideológicamente alineadas con ellos. En el caso específico de América Latina, la ciudad de Miami es un centro importante para los medios de comunicación que estén dirigidos a una audiencia latinoamericana. Fred Fejes ha manifestado que «los países en desarrollo son vistos como países que están polarizados entre el sector urbano, cuyos intereses muchas veces están vinculados a los países desarrollados, y el sector rural, donde existe una relación de explotación respecto al sector urbano». Por lo tanto, se pueden ver varias etapas de la relación centro-periferia que se extiende desde Estados Unidos a través de Miami, a las élites de las ciudades de América Latina, y de allí hacia el campo.

Esta estructura afecta la relaciones de los medios de comunicación con su audiencia. Carlos Marx afirmó que «las ideas no existen en un medio etéreo, sino que siempre están condicionadas por factores sociales e históricos». Del mismo modo, Noam Chomsky ha señalado que «las iniciativas neoliberales de los últimos treinta años se han diseñado para restringir (el espacio público de participación), dejando la toma de decisiones básicas en las manos de tiranías privadas y esencialmente insensatas, que están vinculadas estrechamente entre sí y con algunos estados con mucho poder».

A lo largo de la historia de los medios de comunicación en América Latina ha habido un patrón marcado de dependencia, principalmente hacia Estados Unidos. América Latina ha asumido un rol secundario no solamente en la política, sino también en el desarrollo de los medios de comunicación. La producción de los medios de comunicación se origina y produce en un país (región central), mientras que su distribución va a todas partes (países centrales y periféricos); de esta forma es como el «Norte» se relaciona con el «Sur» en términos de medios de comunicación la mayoría de las veces. En este caso, el contenido se produce principalmente en los Estados Unidos, y su destino, entre otras regiones, es América Latina. De este modo, el país o región central que origina y produce el contenido parte de una ideología dominante, la cual después se transmite a los países periféricos mediante la distribución de dicho contenido. Esto podría parecer transparente e inofensivo para la audiencia, pero no lo es.

El modelo de dependencia mediática presenta varias formas de subordinación en el flujo de la comunicación desde los países más desarrollados a los menos desarrollados. Este patrón global del contenido mediático ha sido explicado por el sociólogo noruego Johan Galtung en términos de un modelo de «centro-periferia», en el que las naciones del mundo se pueden clasificar como centrales y dominantes, o periféricas y dependientes, con un flujo predominante de la primera hacia la segunda. Los países «centrales» generan más noticias y contenido mediático, los cuales son distribuidos a países periféricos o en desarrollo.

América Latina ha tenido un papel periférico hacia Estados Unidos, en términos económicos, políticos y culturales. Al exportar los valores occidentales a otras sociedades, sobre todo a las sociedades periféricas, los conglomerados mediáticos capitalistas en las regiones del sur han transportado la ideología consumista del capitalismo. Por ejemplo, presentan modos de vida y de consumo a seguir que no guardan relación con el diario vivir ni los recursos disponibles en estas sociedades, entre otros. Las regiones o países centrales han introducido sus valores occidentales a la audiencia de las regiones periféricas, quienes se espera que adopten estos valores como si fueran una solución a los problemas sociales que ellos enfrentan. Esta ideología ha sido adoptada como propia por audiencias receptivas, en un intento para homogeneizar las ideas y los valores del mundo occidental desarrollado como la verdad única.

De acuerdo a la tesis del imperialismo mediático, estos son los cuatro efectos de la globalización en los medios de comunicación:

– Los medios de comunicación globales promueven relaciones de dependencia en lugar de crecimiento económico.

– El desequilibrio en el flujo de contenidos de los medios para masas debilita la autonomía cultural u obstaculiza su desarrollo.

– La relación desigual en el flujo de noticias aumenta el relativo poder global de los países grandes y ricos que producen las noticias y el contenido en los medios, y también dificulta el crecimiento de una identidad nacional y una imagen de sí mismo adecuada.

– Los flujos de los medios de comunicación globales dan lugar a un estado de homogeneización o sincronización cultural, lo cual desemboca en unas formas culturales dominantes, que no tienen ninguna conexión específica con la experiencia real de la mayoría de la gente.

El imperialismo mediático también incide en la práctica del periodismo. De acuerdo con Hernán Uribe, el periodismo es un elemento superestructural que representa y defiende los intereses del sistema socioeconómico de donde emerge.

¿Quiénes son los dueños de los medios de comunicación?

Los estados y/o intereses privados son quienes tradicionalmente han influenciado a los medios de comunicación. Hay teorías que sugieren que siempre hay intereses detrás de la cobertura noticiosa, por ejemplo, Schiller propone que los dueños de los medios de comunicación determinan el contenido. Él ha argumentado que los propietarios de las empresas de medios masivos de comunicación utilizan estas vías (tanto consciente como inconscientemente) para sus propios fines, dominar y controlar. En cambio, el crítico de medios de comunicación Mark Hudson ha manifestado que «uno de los grandes triunfos de la ideología neoliberal ha sido convencer a muchos de nosotros que quienes sean los dueños de estos medios no importa, que los medios son ideológicamente neutrales y están por encima de los conflictos sociales, y que la concentración de dueños de medios de comunicación en pocas manos privadas es natural, inevitable y, tal vez incluso, beneficioso».

Otras teorías sugieren que la cobertura de los medios es el resultado del «valor de la noticia», atributo y criterio de un evento que se transforma en una «historia interesante» para presentar al público, y que cumple con las presiones organizacionales. El «valor de la noticia» influye en la selección de las noticias. Galtung y Ruge han indicado que existen dos factores para esta selección: que las noticias cumplan con los requisitos de la empresa y que estén relacionadas a los factores socioculturales. Los «valores primarios de la noticia» en los medios de comunicación occidentales, según McQuail, son: la magnitud del evento, la cercanía de los acontecimientos, la claridad del mensaje, la inmediatez, la pertinencia, la consonancia, la personificación, la negatividad, la importancia, el drama y la acción.

¿Quienes son los rostros de LatinUS?

R: Carlos Loret de Mola Álvarez, Víctor Alberto Trujillo Matamoros, Martha Galilea Montijo Torres, Luis García Postigo, Enrique Acevedo Quintana, María Scherer Ibarra, Maria Alexandra Zapata Pedroni, Claudia Vanessa Maldonado Trujillo, Lorena Becerra Mizuno, Victoria Isabela Corduneanu, Arturo Sarukhán Casamitjana, Jesús Silva-Herzog Márquez, León Rodrigo Krauze Turrent y Juan Ignacio Zavala Gutiérrez.

¿Qué personas están directamente detrás de lo que conocemos como LatinUS?

R: Miguel Alonso Olamendi, Enrique Krauze Kleinbort, Alejandro Junco de la Vega Elizondo, Jorge Castañeda Gutman, Roberto Arochi Escalante y Juan Francisco Ealy Lanz Duret.

¿Qué personas se encuentran indirectamente relacionadas al proyecto multinacional LatinUS?

R: Rafael Loret de Mola Vadillo, David Miguel Nanes Schnitzer, Genaro García Luna, Omar Hamid García Harfuch, Agustín Miguel Alonso Raya, Alejandro Ramírez Magaña, Agustín Coppel Luken, Daniel Javier Servitje Montull, José Antonio Fernández Carbajal, Pepe López de Ayala, José Ignacio Sánchez Galán, Íñigo Víctor de Oriol Ibarra, Jorge Mario Pedro Vargas Llosa, Emilio Azcárraga Jean, Marcos Fastlicht Sackler, Wade C. Davis, Haim Saban, Joaquín López-Dóriga Velandia, Gustavo Adolfo De Hoyos Walther, Claudio Xicoténcatl González Guajardo, Alberto Baillères González, Silvano Aureoles Conejo, Juan Francisco Ealy Ortiz, Roy Alberto Campos Esquerra, Germán Larrea Mota Velasco, Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray Caso y la familia Calderón – Zavala.

¿Qué paraísos fiscales son los preferidos por estos personajes?

R: Andorra, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barcelona, Belice, Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas, Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Luxemburgo, Mónaco, Panamá y Suiza.

La conectividad de los dos paraísos fiscales de Andorra y Panamá no es nada gratuita.

Existe una vibrante circularidad de transferencias blanqueadas en la mayor parte de los paraísos fiscales del mundo que forman parte de la matriz operativa de la globalización financierista del modelo anglosajón desde La City hasta Wall Street, donde controlan gran parte de los capitales que se mueven en su seno.

En referencia a México, no pocas veces los mismos personajes aludidos y coludidos ostentan cuentas diversificadas desde Andorra, pasando por Suiza, hasta Panamá: donde resaltan los escándalos de Swiss/HSBC Leaks, Bahamas Leaks, Belize Papers, Panama Papers, Paradise Papers, etcétera.
¡Abundan los paraísos fiscales a escala global!

¿Qué empresas, sociedades y organizaciones representan todos los personajes anteriores?

R: BCG Consulting, Grupo México, Grupo Coppel, FEMSA, Grupo Bimbo, COPARMEX, BBVA, BFA Tenedora de Acciones, Iberdrola, Twitter, Internet Media Services, CONCAMIN, Nacional Monte de Piedad, CONEVAL, CIDE, Instituto Cultural México Israel, ViacomCBS, Univision Communications, ForgeLight LLC, Searchlight Capital Partners, Grupo Televisa, Arochi – Marroquin & Linder, Organización Ramírez, Partido Popular (España), Partido Demócrata (Estados Unidos), Partido Acción Nacional (México), Partido de la Revolución Democrática (México), Partido Revolucionario Institucional (México), Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, Grupo PRISA, Letras Libres, Editorial Vuelta, Grupo Reforma, El Universal, Compañía Periodística Nacional, Mitofsky Group, Baker & McKenzie, ITAM, ITESM y Universidad Iberoamericana.

¿Qué organizaciones financieras son tenedores accionistas a nivel global de las empresas y organizaciones antes citadas?

R: The Vanguard Group Inc., Morgan Stanley Investment Management y BlackRock.

¿Qué otras empresas, bancos o corporaciones mantienen un porcentaje de capitalización con alguna de las tres administradoras de fondos antes mencionadas?

R: Exxon Mobil, British Petroleum, Repsol, Novonor, Petrobras, Yacimientos Petrolíferos Fiscales, Johnson & Johnson, Pfizer/BioNTech, Novartis, Roche, Apple, Google, Microsoft, Walmart, General Electric, JP Morgan, CaixaBank, HSBC, Citigroup, entre otras.

Las empresas multinacionales y transnacionales han jugado un papel fundamental en la promoción de la cultura occidental a un público no occidental, pero esto no ha ocurrido a la inversa, lo que ha afectado el flujo mediático en todo el mundo, porque únicamente se ha mostrado a través de los medios de comunicación un sólo punto de vista y una sola ideología: la ideología dominante.

Referencias bibliográficas.

Aharonian A (2007). «Democratizar la información: McBride y el nuevo orden, 26 años después» en Telesur. Caracas, Venezuela. Recuperado de http://www.telesurtv.net/noticias/opinion/index.ph

Ang I & Couling D (1985). «Dallas and the ideology of mass culture» en Watching Dallas: Soap Opera and the Melodramatic Imagination (pp. 86-116). Londres, Reino Unido: Routledge.

Baerga V (2015). «Marco teórico del imperialismo mediático en América Latina» en Vanesa Baerga. Chicago, Estados Unidos: Word Press. Recuperado dehttps://vanesabaerga.wordpress.com/2015/07/28/marco-teorico-del-imperialismo-mediatico-en america-latina/

Bagdikian BH (2000). «Democracy and the Media» en The Media Monopoly (pp. 174-192). Boston, Estados Unidos: Beacon Press.

Carmona E (2008). «Los amos de la prensa (en América Latina)» en Encuentro latinoamericano vs. Terrorismo mediático (pp. 43-92). Caracas, Venezuela: Ministerio del poder popular para la comunicación y la información. Recuperado de http://archivos.minci.gob.ve/doc/terrorismo_mediaticofinalweb.pdf

Carroll W (2007), «Hegemony and Counter-hegemony in a global field» en Studies in Social Justice, Volumen 1, Edición 1. Universidad de Victoria, Australia. Recuperado de http://www.phaenex.uwindsor.ca/ojs/leddy/index.php/SSJ/article/viewFile/193/184

Chomsky N (2003). «Hegemony or Survival». Londres, Reino Unido: Penguin Books.

Copley F (2005). «Telesur is constructing another view». Global Exchange. Recuperado de http://www.globalexchange.org/countries/americas/venezuela/3681.html

Dorfman A & Mattelart A (1991). «How to read Donald Duck: Imperialist ideology in the Disney comic». Nueva York, Estados Unidos: International General.

El-Nawahy M & Iskander A (2003). «Al-Jazeera: the story of the network that is rattling governments and redefining modern journalism». Cambridge, Estados Unidos: Westview Press.

Fox E & Waisbord S (2002). «Introduction» en Elizabeth Fox (ed.) Latin Politics, Global Media (pp. ix-xxii). Austin, Estados Unidos: University of Texas Press.

Fejes F (1981). «Media imperialism: an assessment» in Media, Culture and Society (pp. 281-289). Londres, Reino Unido: Academic Press Inc. Limited.

Galeano E (1971). «Las venas abiertas de América Latina». Madrid, España: Siglo veintiuno editores.

Herman ES & McChesney RW (1997) «Media globalization (2): Beyond the United States» en The Global Media: The New Missionaries of Global Capitalism (pp. 156-188). Londres, Reino Unido: Cassell.

Hudson M (1999). «Understanding Information Media in the Age of Neoliberalism: The Contributions of Herbert Schiller» en Progressive Librarian, Volumen 16. Recuperado de http://libr.org/pl/16_Hudson.html

Jalife-Rahme A (2016, 9 de abril).»Estafa de Stanford: del cártel del Golfo a Castañeda Gutman». Cubadebate. Recuperado de http://www.cubadebate.cu/especiales/2016/04/09/estafa-de-stanford-del-cartel-del-golfo-a-castaneda-gutman/

Jalife-Rahme A (2021, 12 de febrero).»‘Lavado azteca’ de 23 empresarios y políticos mexicanos en el paraíso fiscal de Andorra». Sputnik Mundo. Recuperadode:

https://mundo.sputniknews.com/20210212/lavado-azteca-de-23-empresarios-y-politicos-mexicanos-en-el-paraiso-fiscal-de-andorra-1101769430.html

McChesney RW (1999). «Rich Media, Poor Democracy: Communication Politics in Dubious Times». Nueva York, Estados Unidos: The New Press.

McQuail D (2005). «Global mass communication» en McQuail’s Mass Communication Theory (pp. 246-271). Londres, Reino Unido: Sage Publications.

Nye JS (1990). «Bound To Lead: The Changing Nature Of American Power». Nueva York, Estados Unidos: Basic Books.

Regeneración (2020, 4 de diciembre). «Silvano Aureoles, detrás del financiamiento a Latinus». Regeneración (versión digital). Recuperado de https://regeneracion.mx/ya-se-supo-quien-financia-a-latinus-y-loret-de-mola/

Salbuchi A (2006, 14 de enero). «Repsol-YPF, el testaferro de la British Petroleum». Caraycecaonline. Recuperado de http://www.caraycecaonline.com.ar/2017/01/14/repsol-ypf-el-testaferro-de-la-british-petroleum/

Salo F & Terenius E (2007).

«Telesur- ‘Telechávez’ or the public service of Latin America: a case study». (tésis de grado). Södertörn University College, Estocolmo, Suecia. Recuperado de:

http://www.divaportal.org/smash/get/diva2:15541/FULLTEXT01.pdf

Salvador X (2020, 30 de julio). «¿Quién es quién en la trama para descabalgar a Sánchez Galán de Iberdrola?» Crónica Global. Recuperado de https://cronicaglobal.elespanol.com/business/quien-trama-descabalgar-sanchez-galan-iberdrola_372162_102.html

Schiller HJ (1973). «Communication and Cultural Domination. White Plains». Nueva York, Estados Unidos: International Arts and Sciences Press.

Thompson JB (1990). «The concept of ideology» en Ideology and Modern Culture: Critical Social Theory in the Era of Mass Communication (pp. 28-73). Stanford, Estados Unidos: Stanford University Press.

Thompson JB (1990). «Ideology in Mordern Societies» en Ideology and Modern Culture: Critical Social Theory in the Era of Mass Communication (pp. 74-121). Stanford, Estados Unidos: Stanford University Press.

Tomlinson J (2008). «Cultural Imperialism: A Critical Introduction». ACLS Pod. UNESCO, (1980), Communication and Society Today and Tomorrow, Many Voices One World, Towards a new more just and more efficient world information and communication order. Kogan Page, Londres, Nueva York y París: UNESCO. Recuperado de http://unesdoc.unesco.org/images/0004/000400/040066eb.pdf

Uribe H (2008). «Principio básico del binomio SIP-CIA: miento, luego informo» en Encuentro latinoamericano vs. Terrorismo mediático (pp.485-492). Caracas, Venezuela: Ministerio del poder popular para la comunicación y la información. Recuperado de:

http://archivos.minci.gob.ve/doc/terrorismo_mediaticofinalweb.pdf

Williams D (2010). «Synergy Bias: Conglomerates and Promotion in the News» en Goliath. Recuperado de:

http://goliath.ecnext.com/coms2/summary_0199-2082231_I

Deja una respuesta