Breaking News GDL

En 1982 el mundo del heavy metal perdió a su mayor ícono, Randall William.

«Uno de los momentos más terribles de mi vida; no pasa un solo día sin que yo piense en él, yo aún hablo con Randy en mi cabeza, juntos hicimos la historia eterna y la vida inmortal»
Ozzy Osbourne.

Nacido en Santa Mónica California, el jóven Randall comenzaría a estudiar guitarra a los seis años de edad, manejando una guitarra Gibson Acustica modelo Army Navy que en realidad perteneció a su abuelo.

Randall fue un alumno destacado al grado de que el profesor le comentó a la mamá del músico virtuoso que ya no podía enseñarle nada más pues ya había agotado todas sus sesiones y enseñanzas, por lo que el mismo Randall comenzó a dar clases, incluso el profesor ahora empezaría a aprender del alumno.

Ya en etapa adolescente, el jóven Randall empezó a interesarse por la música rock, blues, hard rock, y se fue influenciando de bandas como Led Zeppelin, Mountain o Alice Cooper; pronto formó su primer banda Violet Fox, Randall apenas contaba con 14 años de edad.

Entrando a los 16 años, enseñaría a su amigo Kelly Garni a tocar el bajo, para formar junto al baterista Drew Forsyth y el vocalista Kevin DuBrow, la banda de rock Quiet Riot, pronto se convertirían en una de las bandas favoritas de los clubes de la Ciudad de Los Ángeles California.

Los expertos afirman que Randall William, mejor conocido como Randy Rhoads, fue el verdadero pionero en el subgénero del metal conocido como neoclásico, ya que su estilo para tocar la guitarra precisamente era a la manera de la música clásica, a dos manos utilizando los 10 dedos.

Quiet Riot no consiguió contratos en su país de origen pero se interesó por ellos un sello japonés, por lo que su primer producción fue lanzada precisamente en ese país, en 1977 y para finales de 1978 se publicó la segunda producción de igual manera en el país asiático, hasta ese entonces Randy Rhoads era más conocido en aquellos confines del mundo.

Tras los éxitos no obtenidos y por recomendación de su amigo el bajista Dana Strum, Randy acude sin ánimos a una audición para el proyecto musical de Ozzy Osbourne como solista, pues para ese entonces cerca de finales de 1979, el príncipe de las tinieblas había dejado Black Sabbath a petición de sus tres compañeros de mil batallas.

Cuando Randy acudió a la cita pensaba que tocaría rock con una banda, pero solo encontró al rey midas del rock sentado en un sofá de una habitación, Ozzy le pidió que tocara algo, Randy sin tener ni la más remota idea de lo que iba a hacer conectó su Les Paul Blanca a su amplificador portatil y se puso a mover los dedos a manera de calentamiento.

No terminaba el minuto que llevaba articulando riffs cuando Ozzy Osbourne le dijo que el puesto era suyo y que le llamaría en un par de semanas para empezar las sesiones en el estudio de grabaciones.

Randy Rhoads incrédulo por no poder explicarse cómo es que una estrella del rock del tamaño de Ozzy lo hacía parte de su grupo sin haber tocado ni una melodía completa, asegurándose así mismo que Osbourne jamás le llamaría.

Tal y como lo prometió el controvertido fundador del heavy metal, le llamó a las dos semanas para que se trasladara a inglaterra en donde se reunió con el bajista Bob Daisley, el baterista Lee Kerslake y por supuesto con Ozzy Osbourne, para iniciar las grabaciones de su primer álbum «Blizzard of Ozz».

En este disco se encuentra una de las piezas clásicas del género en la que Randy deja plasmado todo su potencial con un espectacular solo con su Les Paul en Mr. Crowley.

Canción Mr. Crowley.

Los éxitos no se hicieron esperar y para finales de 1981 se publica su segundo álbum «Diary of a mad man», convirtiéndose rápidamente en otro súper clásico del heavy metal, siendo Randy Rhoads la principal atracción del grupo con apenas 24 años de edad y nombrado por la revista Guitar Player, en ese mismo año, como el mejor nuevo talento.

Con el ajetreo de las giras y los excesos de alcohol y vida desenfrenada que llevaba el líder de la banda, Ozzy; el jóven revelación pensaría en abandonar la agrupación ya que su personalidad era totalmente contraria a la de Osbourne, sin embargo, y por presiones de los contratos ya firmados siguió en el grupo.

En marzo de 1982 la banda se dirige por carretera en su autobús a un festival en Orlando, Florida; esa noche Randy hablaría por última vez con su líder y compañero de éxitos, Ozzy Osbourne; dejándole un consejo que a la postre sería una paradoja.

Randy Rhoads preocupado por la vida tan tóxica y desenfrenada que llevaba Ozzy Osbourne, le aconsejó que lo único que conseguiría iba a ser acabar con su vida.

Después de un viaje nocturno y por cansancio del chofer, aparcaron en un área de descanso a 70 kilómetros de distancia de su destino en Leesburg, Florida, en dicho lugar había una pequeña avioneta y el conductor del bus era un piloto certificado por lo que mientras descansaban los integrantes de la banda, Andrew Aycook el piloto, Jake Duncan y Don Airey sobrevolaron el pueblo en un pequeño paseo para después aterrizar e invitar a Randy Rhoads y a Rachel Youngblood quien era la maquillista de la banda.

Después de unos minutos de vuelo y tras una maniobra, una de las alas golpea el camión de la banda provocando un giro directamente hacia abajo cayendo directo en el garaje de una casa que se encontraba muy cerca de donde estaban descansando.

Tras el impacto la aeronave se incendió por lo que los cadáveres de los tres ocupantes fueron extraídos calcinados.

Lamentablemente Ozzy Osbourne y los demás integrantes que viajaban en el bus presenciaron este trágico y fatal accidente, por lo que Ozzy cayó en una profunda depresión.

Tributo a Randy Rhoads

Era el 19 de marzo de 1982, ese día perdió la vida el creador del sonido Metal Neoclásico pero comenzó la leyenda llamada Randy Rhoads.

.

Deja una respuesta