Breaking News GDL

G7: un espectáculo circense de proporciones trasatlánticas.

Se denomina Grupo de los Siete a un grupo de países cuyo peso político, económico y militar solía ser considerado relevante a escala global. El G7, o Grupo de los Siete, se creó a consecuencia de la crisis económica internacional de 1973. Conformado inicialmente por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido, el G7 representaba hasta 2008 el 65% de la riqueza mundial.

En junio de 1997, la reunión de líderes fue bautizada como «Cumbre de los Ocho», pues Rusia asistía por primera vez en calidad de socio y no como observador.

Rusia, a pesar de pertenecer al grupo, ha estado durante todos estos años marginada en el debate de los temas económicos y financieros del G8 por no pertenecer a la Organización Mundial del Comercio.

Después de dos años de ausencia a causa de la COVID-19, ministros del G7 se congregaron de manera presencial a principios de mayo en Inglaterra. Originalmente, los temas a tratar en esta primera reunión de 2021 serían los ya establecidos en la Agenda 2030, sin embargo, la crisis financiera y los malos resultados en el manejo de la pandemia, obligaron a Reino Unido a cambiar el discurso y la temática, lanzando una retórica infundada contra Rusia y China.

El meollo del asunto es que ningún miembro del G7 tuvo el valor suficiente para declararse rusófobo o sinófobo de manera clara y concisa a pesar de los insistentes ataques hacia estas dos potencias.

Los pérfidos bulldogs británicos, como de costumbre, querían «contener colectivamente» la proverbial «propaganda rusa» y sabotear el proyecto Nord Stream 2, no les funcionó.

El bla bla bla contra Vladímir Putin fue simplemente bla bla bla, pues el G7 en su conjunto no presentará nuevas sanciones en contra de Rusia.

Estos payasos no se podían quedar cruzados de brazos, tenían que hacer algo, fue entonces que se centraron en -qué más- «contener a China», un espectáculo que lejos de rendir frutos, exhibió aún más su inoperancia.

Del comunicado final no hablaremos, es tan patético que bien podríamos olvidarlo.

Lo que realmente importa es que la cumbre «Putin a prueba de balas» probablemente tendrá lugar del 15 al 16 de junio de 2021.

El show completo, con auricular, teleprompter y una enorme bolsa de medicamentos, está programado para llegar a Europa en tres cumbres consecutivas: G7, OTAN y UE-EU.

Ahora esta sociedad de payasos está dispuesta a convertir el G7 en un espectáculo circense de proporciones transatlánticas.

Deja una respuesta