Breaking News GDL

Del odio a la simulación rumbo al 2024.

Han pasado ya cinco violentos meses desde el cobarde asesinato del ex gobernador del Estado de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval, de este caso, que a la fecha sigue impune, como todos los asesinatos de alto impacto, lo último que se sabe es que de los 13 empleados del bar en donde fue perpetrado el ataque al ex político, han quedado en libertad tras pagar una multa ya que se les detuvo por presunto encubrimiento.

A la fecha solo existe un detenido acusado de cohecho, ya que el día del crimen intentaba retirarse del lugar, supuestamente queriendo «sobornar» a las autoridades, que para entonces pareciera que ya estaban más que sobornadas.

Sin embargo no se puede decir que participó en el asesinato, o la fiscalía del estado no encuentra cómo armar la carpeta para que esto sea posible.

Lo que sí es real y evidente, es la envidia y el odio que le tenía el sobreestimando Alfaro al hoy occiso, desde los tiempos en que ambos pertenecían al Partido Revolucionario Institucional, el oportunismo que siempre ha mostrado el ahora gobernador, lo llevó a salirse del PRI, en épocas de la candidatura de Roberto Madrazo a la presidencia de la República, quizás al ver que no tendría posibilidad alguna de competir por algún cargo público teniendo enfrente la figura carismática de Aristóteles Sandoval.

Fue así como se unió a las filas del Partido de la Revolución Democrática, para el año 2009 ambos «amigos» son candidatos a presidentes municipales, uno por Tlajomulco y otro por Guadalajara.

Su paso por el PRD no pasó desapercibido y su personalidad bipolar y conflictiva lo llevó a enemistarse con Raúl Padilla López, quien abiertamente decía que le llamaría al dueño del perro para que le jalara la correa, aunque nunca confirmó quién era el dueño del perro.

Después de llenar el municipio de Tlajomulco de narcolaboratorios de cristal, negocio del extinto Nacho Coronel, líder de la plaza por mandato del cártel de Sinaloa, fosas clandestinas, y altos niveles de violencia e inseguridad, en 2012, nuevamente hace honor a su oportunismo y deja el PRD para postularse como gobernador del estado, ahora por Movimiento Ciudadano, partido que en ese tiempo era coalición con el PRD y el PT para apoyar la candidatura a la presidencia de la República de López Obrador, el arrastre de Andrés Manuel lo benefició pero no del todo, ya que su contrincante era nada menos que Aristóteles Sandoval, quien resultó vencedor en la elección, siempre se supo que frente a su álter ego, Enrique Alfaro nunca tendría oportunidad de vencerlo, mucho menos de superarlo.

En esa campaña Enrique Alfaro demostró frente a las cámaras de televisión, frente a micrófonos de radio, el odio que le tenía a su ex compañero de partido, de escuela y hasta de la vida política de Jalisco, paradójicamente el ahora gobernador, señalaba entonces a Raúl Padilla como un mafioso y cacique, y que tenía amenazas de muerte por parte de Aristóteles Sandoval y del mismo Raúl Padilla a quienes responsabilizó si es que algo le pasaba a su hermoso cuerpo o a su familia, siempre ha mantenido el modo drama.

De los debates de aquellos encontronazos se recuerdan algunos datos dignos de mencionar ya que por aquellos años se decía que la narconómina de Nacho Coronel era más grande que la del gobierno de Tlajomulco, cuando Enrique Alfaro era el edil de ese municipio en donde tenía propiedades el capo, por ese entonces nunca se escuchó que Enrique Alfaro se quejara de que el crimen organizado lo tenía «amenazado».

En uno de los debates entre los aspirantes a la gubernatura, las acusaciones entre Enrique Alfaro y Aristóteles Sandoval no se hicieron esperar.

De entre los dimes y diretes resalta el que le hizo Aris, como sus más allegados le llamaban; a Enrique Alfaro:
«El municipio que más tiene narcolaboratorios es Tlajomulco. Es el origen del problema, de este cáncer que está envenenando a la sociedad»

A lo que Alfaro respondió:
«En efecto Jorge, en Tlajomulco hemos desmantelado laboratorios de droga en colaboración con el ejército, pero no es un tema de competencia municipal» ¿por qué engañan a la gente? ¿y por qué en Guadalajara no desmantelan los narcolaboratorios? ¿o qué, en Guadalajara no hay droga?

¿Se dan cuenta que Enrique Alfaro siempre ha utilizado la misma estrategia de lavarse las manos, aventar la bolita y decir que todo lo hace bien?

Por otra parte y mencionando que había narcolaboratorios en Guadalajara, al parecer cuando fue edil del municipio se mudaron esos laboratorios ya que no se recuerda que haya desmantelado uno solo, extrañísimo!

En ese mismo debate, previo a la victoria de Aristóteles Sandoval misma que nunca superó Enrique Alfaro, ya que no es lo mismo ganarle a tu sombra que seguirle los pasos sin poder llenar el hueco que va dejando en el camino, se despidió así el bravucón de cantina:

«Aristóteles, coincido contigo en que todos somos el cambio, pero tú y tu partido representan todo menos el cambio; representan la política de la desmemoria y una afrenta a la inteligencia de los mexicanos y los jaliscienses»

Tal parece que los comentarios del pasado de Enrique Alfaro le acomodan bien a los resultados de su gestión como gobernador.

Con la diplomacia característica de Aristóteles Sandoval, respondió así a un envalentonado Enrique Alfaro:

«No es posible que quienes estamos aquí digamos que no creemos en los partidos políticos, Alfaro ha sido el que más los ha utilizado para hacer negocios», en pocas palabras lo llamó por su tercer apellido, oportunista.

Después de que los jaliscienses no apoyaron su proyecto a la gubernatura, su premio de consolación fue postularse como edil pero ahora por el municipio de Guadalajara, y en 2015 para desgracia de los tapatíos se convirtió en inquilino del Palacio Municipal, cargo que aprovechó para servir de molestia tanto a los ciudadanos como a su insuperable contrincante político, al que por cierto nunca le afectó tener de vecino incómodo a Enrique Alfaro, al que no le dedicó tiempo ni en redes sociales.

La obsesión que le tenía Enrique Alfaro al ahora occiso es inexplicable, la sociedad todos los días le recuerda los tuits que le dedicaba al entonces gobernador un día sí y al otro también, durante casi tres años, hasta que se postuló para gobernador en el 2018, quedando electo con la cuarta parte del electorado, es decir; su aceptación a venido a menos y por la división de votos en esa elección, sólo acumuló poco más de un millón trescientos mil votos de poco más de cinco millones de electores que había en el padrón.

Una vez que ocupó el cargo, el ex gobernador Aristóteles Sandoval nunca se dedicó a molestar al ahora omiso, tampoco es que valiera la pena ponerse al tú por tú con una persona tan intransigente.

Sin mencionar los desastres de su administración a su paso por Guadalajara y ahora postrado en la gubernatura del Estado, por el mes de abril del 2020, otro intransigente e insensato, el simulador y especulador Pedro Ferriz de Con, en una de sus emisiones chatarra, mencionó que él veía «presidenciable y con capacidad para gobernar un país» a Enrique Alfaro, se nota que no ha venido a Jalisco en los últimos 10 años.

Sin embargo por el mes de octubre 2020, en una entrevista, el mandatario estatal ignoró los dichos del lambiscón Ferriz de Con y de otras personalidades coprofilicas de México, «tengo muchas ganas de dedicarme a otras cosas, después de cumplir con mi responsabilidad como gobernador. Y también es cierto que la vida te lleva por caminos que uno ni se imagina, pero por lo pronto esa calentura que algunos de repente les entra, en mi caso está más que lejos. Y no sabes la paz que me da el no andar pensando en una siguiente elección, sino poder estar concentrado en mi trabajo como gobernador».

En este mismo mes, se le vió a el actual gobernador junto con los ex gobernadores Aristóteles Sandoval y Emilio González, en las pruebas de la línea tres del tren ligero, el simulador Enrique Alfaro aprovechó la ocasión para tomarse la foto con sus dos grandes «amigos».

En el mes de noviembre, el ex gobernador Aristóteles Sandoval anunció su descontento con el Partido Revolucionario Institucional, del que dijo que no renunciaría a él pero sí a su cargo como Secretario de Innovación y Participación Digital del Comité Ejecutivo Nacional, y advirtió: «yo voy a seguir estando en el PRI, pero eso sí, siendo crítico y si no les parece, que me corran, pero nunca dejaré de hacerlo porque son miles de mujeres y hombres priistas, trabajadores, personas de la tercera edad, que están hartos de que el PRI siga jugando un juego de espejos».

Un par de semanas después, en el municipio de Puerto Vallarta, cerca de la zona en donde fue asesinado cobardemente el ex gobernador, levantaron a uno de sus amigos, al empresario Felipe Tomé, quizás brindó todo  su apoyo y financiamiento al proyecto de Aristóteles Sandoval rumbo al 2024, y quién no lo haría, teniendo de contrincante a un impresentable como Enrique Alfaro, se trataba de un trámite seguro, quién en su sano juicio votaría a favor del candidato más odiado por el estado de Jalisco, teniendo en la boleta a su mayor obstáculo como posible ganador. Sobra decir que días después apareció el cadáver del empresario, es inadmisible que ante este acontecimiento no se implementaran las medidas correspondientes en el puerto paradisiaco.

Pareciera que «alguien» de manera muy precisa, le limpió el camino rumbo al 2024 al gobernador Enrique Alfaro, pero lejos de pensar que le será sencillo emprender una campaña presidencial, su tótem; el Aris,  le resultará el mayor de sus fracasos como mandatario estatal.

Horas después de aquel cobarde asesinato, varios medios de comunicación tenían preparada ya, una historia en orden cronológico especulando acerca de los motivos que pudieron haber ocurrido y que derivaron en la muerte del ex gobernador, llegando a la versión por excelencia de la Fiscalía del Estado, «el crimen organizado», y no hay duda de que están bien organizados, y de que son unos criminales, por ello, casos como este quedan impunes. Hace un par de semanas el gobernador Enrique Alfaro fue entrevistado nuevamente, ahora  por el payaso vagabundo, Brozo, entrevista en la que deja abierta la puerta rumbo al 2024 cuando el payaso le lanza la siguiente pregunta: si en las elecciones intermedias, a ustedes les va bien como partido (…) ¿Cuál es la idea que brotaría de tu perverso ser?

Se nota que el payaso vagabundo lo conoce bien.

«Pase lo que pase el 6 de junio, yo entendí ya una cosa brozo, mi plan de vida era otro (…).  Pase lo que pase el 6 de junio yo voy a estar ahí dando la batalla, por el país, porque este país retome el rumbo» y agregó el gobernador, «yo no podría pensar en nada a futuro, si no termino de cumplir lo que quedé con los jaliscienses».

Las estadísticas de todos los rubros demuestran que NO ha cumplido el señor gobernador.

Mientras tanto el inquilino de Casa Jalisco seguirá muy campante aprovechando cuanto evento deportivo se le atraviesa para hacer gala de su cinismo, ineptitud y soberbia, mientras «los pendejos», como les llamó en una ocasión a los jaliscienses; seguirán contando los días para que termine su nefasta y omisa administración, mientras el caso del ex gobernador Aristóteles Sandoval, será otro más al que no le de importancia el señor gobernador.

«Defendamos Jalisco».

 

Deja una respuesta