Breaking News GDL

Aunque se burlen nuestros adversarios, seguiremos con la estrategia de “abrazos, no balazos”.

En conferencia de prensa de la mañanera del pasado 6 de julio 2021, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, respondió a una reportera sobre la pregunta realizada en torno a la violencia que se vive en Aguililla Michoacán, violencia que ha denunciado el gobernador de ese estado y que, según dicho por el propio mandatario estatal, el presidente no ha querido dar la atención debida.

Independientemente de que a principios del sexenio, el mismo gobernador Silvano Aureoles se jactaba en tono de mofa, que no asistía a las reuniones del gabinete federal en seguridad, y que además es o era miembro de la fallida “Alianza Federalista”, encabezada por el siniestro gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, la Ley de Seguridad Interior, indica que el presidente de la República podrá ordenar por sí o a petición de las Legislaturas de las entidades federativas, la intervención de la Federación para la realización e implementación de Acciones de Seguridad Interior en el territorio de una entidad federativa o zona geográfica del país (…)

Ley de Seguridad Interior

https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5508716&fecha=21/12/2017

Es decir, en aquellos casos como en Michoacán o incluso como en Jalisco, al no haber respuesta, resultados, estrategia, por parte de las autoridades estatales, la Federación tiene la libertad de actuar e implementar aquellos mecanismos en seguridad que deriven en el control de la violencia o prevención de la misma.

Si bien el tema de la violencia es el talón de Aquiles de México, y además la descomposición social es herencia de gobiernos pasados, no se ha llegado a un tope, es decir, la tendencia persiste al alza, cabe señalar que aunque en sexenios pasados se “reservó” la información sobre los homicidios, masacres, muertes derivadas del crimen organizado, por un término de doce años; tal parece que la estrategia de “abrazos, no balazos” no ha sido tan efectiva y resulta lamentable que a pesar de que incluso los mismos gobernadores como el de Jalisco, se lavan las manos, no hay respuesta alguna y solo crea más incertidumbre escuchar al presidente decir que seguirá con la estrategia de “abrazos, no balazos”, ya que los números son igual de crudos que en los sexenios anteriores.

Han pasado tres años, y aunque el presidente de la República, los gobernadores, analistas, especialistas, medios de información inclinados al poder, aseguren que han bajado delitos como los homicidios, que incluso pueden ser tendencia por la propia pandemia, lo que se ve todos los días es un incremento que parece solo vemos y padecemos los ciudadanos.

El discurso de que “aunque se burlen sus adversarios”, seguirá diciendo: abrazos, no balazos”, o que “sus adversarios quisieran mancharlo”, sólo crea incertidumbre ya que pareciera que se politiza el tema, pero no se percibe que exista alguna solución sólida y contundente.

Para el integrante del Observatorio de Seguridad y Justicia de la U de G, el Dr. Rubén Ortega Montes quien se ha distinguido por poner el dedo en la llaga, manifiesta a este medio: «hace dos años AMLO el presidente Electo sostuvo que sin seguridad , sin pacificación no habría 4T”, lo que acaba de repetir en una de las últimas mañaneras cuando el mundo parece al revés ya que los retenes los implementa el crimen organizado y detiene por más de 48 horas con armas y vehículos al grupo antisecuestros de la ¡Fiscalía de Jalisco!, en Michoacán parece que lo controlan los distintos grupos de poder bélico fáctico.

Entonces a medio gobierno va perdiendo la 4T porque la violencia se recrudece y la paz , pareciera un mito neoliberal…

Si se revisa la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, del gobierno de la República, pareciera que el gobierno federal se ha enfocado en rubros como hidrocarburos, extinción de dominio, en el manejo de recursos en materia de seguridad, es decir, la aportación de la federación a los estados; en el combate al lavado de dinero, todo eso es un gran logro y un avance, aún así los ciudadanos seguimos sin seguridad, sin las garantías para circular por carreteras, sin la certidumbre de sabernos protegidos al ver que circula la Guardia Nacional por las calles de nuestras ciudades, con todo y «la estrategia estatal o federal» que se esté empleando, seguimos siendo blanco de asaltos, desapariciones u homicidio.

Estrategia Nacional de Seguridad Pública, del gobierno de la República

https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5560463&fecha=16%2F05%2F2019

Los ciudadanos tampoco somos partidarios de la violencia, las masacres, las desapariciones, los homicidios, pero la delincuencia no nos da oportunidad de abrazarlos.

Deja una respuesta