Breaking News GDL

Vulcanólogo Gerardo Murillo Cornado, Doctor «agua».

«Así, sobre las convulsiones de la Tierra se levantan incomparables de belleza y de desprecio los grandes Volcanes de México»

Dr. Atl.

Gerardo Murillo, jalisciense de nacimiento; un tres de octubre de 1875, ésta tierra lo vió nacer, escritor, pintor, paisajista y vulcanólogo, conocedor de las bellas artes, mentor de los muralistas Diego Rivera, Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco, realizó sus primeros estudios de pintura con el académico Felipe Castro.

Después se trasladó a la Ciudad de México a estudiar Bellas Artes y la preparatoria; gracias a una beca que le otorgó el presidente de la República Porfirio Díaz.

Viajó a Roma en donde cursó Filosofía y Derecho, en la universidad, por aquellas épocas el poeta argentino Leopoldo Lugones lo bautizaría como Doctor atl, que significa agua en náhuatl; como un presente, al término de su doctorado en filosofía.

En 1903 regresa a México y comenzó a impartir clases en la Academia de San Carlos, que es en donde instruye a los muralistas antes mencionados.

Viajó después a París y con la facilidad innata que poseía para las letras, fundó la revista Action d’Art, en la que plasmaba los acontecimientos sociales mexicanos.

En 1911 ya estando en Italia, realizó sus estudios en vulcanología, esta pasión lo llevó a documentar el nacimiento del volcán Paricutín entre notas y pinturas, que expuso posteriormente en el Teatro de Bellas Artes, corría el año de 1942.

Después de su retorno a México, organizó una exposición para la revista Savia Moderna; en la que exhibieron sus primicias, Francisco de la Torre, Diego Rivera y Ponce de León, el Dr. Atl siempre comentó que la revolución artística se inició en el otoño de 1910, cuando se celebró el centenario de la independencia con una exposición que trascendió por ser de corte nacionalista y porque el Dr. Atl, personaje politizado, pertenecía al bando carrancista.

El Dr. Atl fue uno de los iniciadores del muralismo mexicano, el estilo que impulsó es del que derivan Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros; polémico, en su estilo al escribir, publicó bastantes libros de cuentos provocadores tanto en la temática como en el tratamiento, ingresó en el Colegio Nacional en marzo y en julio renunció a su nombramiento, esto en el año de 1951.

En 1956 obtuvo la Medalla Belisario Domínguez y en 1958 el Premio Nacional de Artes, falleció un 15 de agosto de 1964, sus restos reposan en la Rotonda de las Personas Ilustres del Panteón Civil de Dolores, en la Ciudad de México, sin embargo, su ciudad natal, Guadalajara; le rinde homenaje y su figura en bronce engalana la majestuosa Rotonda de los Jaliscienses Ilustres.

Deja una respuesta