Breaking News GDL

Mezquindad.

No cabe duda que el poder enferma a grados insospechados. El Diputado Fernández Noroña ha sido por decir lo menos un ejemplo de consecuencia valentía y rectitud. No es extraño que los grupos de derecha se le vayan encima. Lo que es inaceptable y francamente torpe es que los propios grupos de la izquierda, por cuestiones de poder, finjan no ver la entereza del diputado.

No lo digo sólo por hablar, hace ya ocho años quizá un poco menos, él, sin tener fuero ni cargo de representación alguno, organizaba mítines políticos informativos y de protesta ante las medidas tomadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto y de las consecuencias nefastas del gobierno de Felipe Calderón.

Soy testigo de por lo menos unos 15 mítines que él organizó para alertar a la población sobre los efectos de la reforma laboral y sobre todo la energética. También soy testigo de algunas protestas como las famosísimas movilizaciones de desobediencia civil llevadas a cabo en gasolineras y centros comerciales de autoservicio. Incluso una protesta en el Senado, en donde se decía que estaba muerto y lo fuimos a velar.

Recuerdo que esa noche estaba también el exdiputado Avelino Méndez, tocando la guitarra y recuerdo que cantaban canción Mixteca a las 12:30 de la noche, aproximadamente, afuera del recinto del Senado de la República, y recuerdo que coreaban los policías federales que estaban apostados en montón, del otro lado de la puerta del Senado. Al tiempo que, el Diputado Gerardo escribió un mensaje en twitter: “También son pueblo, ¡Chingado!”.

Después, parece que fueron reconvenidos los policías y guardaron silencio el resto de la noche. Éramos apenas un puñadito y Gerardo se preguntaba por qué no participaba la demás gente. Y él mismo se respondía, Pancho Villa entró a Chihuahua con 5 hombres, el cura Hidalgo dio el grito ante 80 personas, yo le decía: Augusto César Sandino comenzó su revolución con 29 hombres. Ya han pasado varios años de aquellas hazañas y queda claro que la convocatoria de Gerardo es infinitamente mayor y según parece eso mismo está generando que grupos internos en el movimiento pretenden desestimar y minimizar su lucha, su enorme capital político y su calidad moral.

Pero como es visible para quien puede hacer análisis y está enterado de su trayectoria es inadmisible tamaña imprudencia y torpeza política. Visto así, lo que podemos asegurar es que Gerardo Fernández Noroña es el más fuerte rival a vencer en la contienda por la candidatura a la presidencia en 2024 pasando por alto de manera flagrante cualquier intriga en su contra.

Colaboración de: Antonio Nocedal, Catedrático, idealista, imaginador. Ayudando a hacer realidad la 4T. @AntonioNocedal

Deja una respuesta