Breaking News GDL

De la hoguera de las vanidades a la alcancía de las prioridades.

Pues resulta que el vanidoso Doctor Jekyll (el gobernador mansito), invitó a desayunar al Rector General de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva, y comitiva, según para limar 140 millones de asperezas y una que otra diferencia. Este acontecimiento del viernes pasado, dejó en suspenso tanto a medios de comunicación como a los propios interesados universitarios, y todo porque el dueño del changarro dijo que en unas horas, si la tripa se lo permitía, daría su veredicto acerca de las monedas que le bolseo a la UdeG, presupuesto ya conocido.

Este martes, el señor Hyde (el gobernador bestia), mandó decir frente a las cámaras que «no cederá a presiones que los líderes universitarios buscan ejercer para que se les regresen los 140 millones«, que prácticamente nunca existieron, pensando como él.

Sin embargo el Doctor Jekyll (el gobernador mansito) asegura que no hay conflicto con el Rector de la UdeG, aunque Villanueva se imagine que sí, y para que se vea su buena voluntad, para esta misma semana se le harán «amables sugerencias», (viniendo del gobierno del estado seguramente serán por parte de expertos intelectuales en finanzas para dummies); para que la máxima casa de estudios logre una adecuada gestión de los recursos universitarios bajo suficiencia presupuestal.

Además el señor Hyde (el gobernador bestia) se alegra de que el Congreso del Estado haya ordenado una auditoría a los dineros ya ejercidos sobre la construcción del museo de la discordia, que al corte de caja lleva un avance del 85%, que casualmente se decidió auditar una vez que la UdeG anunció que no regresarán a clases presenciales en la fecha que Enrique Alfaro había decidido nada más por que se le ocurrió.

Por su parte el rector General de la Universidad de Guadalajara, nuevamente dio cátedra de manejo de personal, manejo de estrés laboral, bipolaridad, neurosis, vejez prematura y lenguaje corporal, a través de un video, que de hecho también tiene mejor producción; en el que le manda a decir al Doctor Jekyll o al señor Hyde, el que lo escuche primero, que se ponga serio o le aplican un Emilio González Márquez, y eso para su ya deteriorada imagen, podría significar el principio del fin de su camino por la rumorosa hacia el 2024.

Mensaje del Rector General de la UdeG

Algunos expertos aseguran que el comportamiento siniestro de Enrique Alfaro se debe posiblemente a una encomienda de López Obrador, pero vamos, de cuando para acá el gobernador le obedece a alguien más que no sea a sus propias tripas. Tal parece que ya no recuerdan las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador, en una visita a Yahualica Jalisco, cuando este era candidato a presidente de la República en 2018, en todo caso el que nunca nos mintió sobre Enrique Alfaro fue el propio López Obrador, será entonces que ahora hay pragmatismo federal ¿a cambio de qué?, la sola presencia del gobernador es sinónimo de malas noticias, repugna, su aceptación en la sociedad va en detrimento, en apariencia arrasó Movimiento Ciudadano en los comicios del pasado mes de junio, pero de una lista nominal de 6 millones 256 mil 732 ciudadanos votantes en Jalisco, solo participaron en la jornada electoral poco más de 2 millones 464 mil 045 jaliscienses, suponiendo que el Doctor Jekyll, con lo positivo que es, pretenda engañarse así mismo y nos haga creer que la mayoría de los jaliscienses lo aprueban, seguramente se refiere a 1 millón 300 mil habitantes, pero entonces los casi 5 millones de conciudadanos que no lo aprueban ni lo apoyan seguramente quieren que le vaya mal a Jalisco.

«Alfaro es demagogo, falso, no está cumpliendo lo que ofreció a la gente y ahora anda en alianza con políticos corruptos»

En todo caso, de ser así, estaría subiéndose solito al asador, para que Ricardo Villanueva o Raúl Padilla le pongan la manzanita en la trompa. Lo evidente es que está jugando con fuego y lo suyo nunca ha sido la pirotecnia.

La vanidad ya no lo llena, o ya llegó a tope y ahora pretende ser el más malo entre los malos, para ver si de esta manera se hace popular, como el golpeador del barrio; y estaría bien si así lo demostrara contra el crimen organizado, lo que salta a la vista es la agenda de la derecha, esa que golpea y hace guerra sucia hasta a los mismos compañeros de parranda.

El Doctor Rubén Ortega Montes, integrante del Observatorio de Seguridad y Justicia de la UdeG, opina que, sin duda estamos siendo testigos de un capítulo más de la historia escrita por Enrique Alfaro en el ámbito político de Jalisco, en donde es obvio que el confrontamiento siempre le ha redituado a su imagen y a las posiciones que ha ostentado, desde que salió del PRI y se colocó de la mano de Enrique Ibarra Pedroza como su mayor discípulo político, tan fue así que lo colocó en su negociación cuando fue candidato por el PRD a gobernador del estado, en la posición privilegiada para ser diputado plurinominal, después de que no pudo alcanzar el triunfo en Tlajomulco.

En aquella ocasión el propio Raúl Padilla, a petición de Ibarra Pedroza le otorgó la oportunidad de ser diputado local y eso a la postre le rindió frutos porque las elecciones en que ha ganado, generalmente las ha realizado con el apoyo directa o indirectamente del grupo universidad y si no para muestra recordemos que fue Alcalde de Tlajomulco con dicho apoyo, habida cuenta de que la palestra de la diputación local, los medios en aquel entonces de la UdeG, hasta la manera en que se hacían las encuestas por el CEO, colocaron al joven Alfaro en los principales foros y focos de la escena política jalisciense, con la consabida ruptura una vez que llega al poder y su conflicto con el Regidor Soto, conducta que ya conocemos y hasta esperamos que realice cada que obtiene un triunfo, y vuelta de nuevo, pero en esta ocasión creo que está por demás decir que es otro el escenario en el que se desarrolla, ya que también se encuentra otro muy joven que es una promesa en la política nacional dado el peso de su nombre, me refiero a Luis Donaldo Colosio con ese sello y esa marca, en la actualidad ya pesa, desde la alcaldía de Monterrey para suceder a Andrés Manuel López obrador y aunque parezca increíble, dentro del propio partido de Movimiento Ciudadano tiene el 40% de simpatía y apoyo para ser el candidato natural en el 2024 por el partido naranja, pero si vamos más allá incluso se puede dar la alianza PAN-PRI PRD, MC y los que se sumen de grupos empresariales de aquellos grupos que se sintieron traicionados debido a la falta de resultados o de cumplimiento de las promesas que durante una campaña de casi 18 años ofertó el de Macuspana, Tabasco y qué hasta la CNTE pudiera sumarse a un un bloque opositor que le pueda arrancar a Morena el poder en la próxima elección federal.

Dicho esto, el pleito que no quiere aceptar Alfaro pero que ya como dicen en mi barrio «se cantaron el tiro», el licenciado Padilla y Alfaro, cuando éste último lo ha señalado, pero el licenciado ni siquiera ha abierto la boca; seguramente le afectará enfrentarse a una gran estructura social académica científica y de injerencia a través de distintos medios y en lugar de apoyarlo como en Tlajomulco, de regalarle una diputación, coadyuvar al triunfo por la gubernatura y haber sido un rival débil cuando fue candidato a la Alcaldía de Guadalajara; Ricardo Villanueva, hoy con este enfrentamiento qué se da sin razón y sin lógica; aparte de la de pensar por algunos que pudo ser un trato con nosotros, por el poder federal pero qué conociendo la actuación del ingeniero de Casa Jalisco creemos qué es sólo una actuación personalísima, una decisión unilateral que lo ha llevado a jalarle los siglos científicos, con creencias al León Negro de occidente, vaya pues que se vienen episodios en los que veremos actitudes de muchos frentes tratando de imponerse uno del interior del grupo de Alfaro queriéndoles enseñar en los próximos tres años a los que vienen organizadamente detentando el poder por 30 años de manera coordinada.

En Red en más de 100 preparatorias al interior de Jalisco con más de una decena de centros universitarios metropolitanos y regionales lo que equivale a enfrentarse que con una comunidad que sabe, que conoce, que opina profesionalmente y que en ello le puede ocurrir quedarse encerrado y sólo, en la jaula del León.

Deja una respuesta