Breaking News GDL

En Jalisco, el grito es de desesperación.

En el estado de la impunidad, la soberbia, los desaparecidos, los altos índices de violencia, las fosas clandestinas, los gobernantes ineptos, las mega deudas, la despolitización de los ciudadanos, los asesinatos de alto impacto, los malos manejos de los presupuestos, de la recaudación, en el estado de las ocurrencias; no hay nada que festejar.

El cínico gobernador del estado de Jalisco, Enrique Alfaro, se atrevió a realizar una breve ceremonia en el marco del Grito de la Independencia, paradójicamente las plazas del centro histórico lucieron vacías debido a las restricciones impuestas por él mismo, con motivo de la pandemia covid.19, su negocio favorito.

En ocho minutos aproximadamente, salió al balcón de Palacio de Gobierno a gritar las ¡vivas! que más bien sonaba a burla, miles de jaliscienses no tienen nada que festejar cuando han sido violentados sus derechos, cuando han sido despojados de sus pertenencias, cuando han perdido a un ser querido, cuando siguen buscando a su familiar y la autoridad simplemente hace caso omiso.

Actualmente Jalisco ostenta el primer lugar en desapariciones forzadas con poco más de 2 mil 450 casos reportados por la Fiscalía estatal, en lo que va de este nefasto sexenio, existe un número elevado de casos no reportados, de igual manera en la mayoría de estos no hay respuesta por parte de las autoridades.

Jalisco también es uno de los estados del país en donde más mujeres jóvenes son violentadas, acosadas y desaparecidas.

Sinceramente no existe una razón lógica para que el gobernador se ponga a celebrar una fecha patriótica por antonomasia, es una falta de respeto cuando no se garantiza lo mínimo para sus gobernados, por suerte para su «imagen» no hubo gente que quisiera el mal para Jalisco, así no queda evidencia del verdadero sentir de los ciudadanos, no hubo mega mentadas de madre, pero seguramente se guardarán para ser coreadas en otro festejo.

Por estos días, en lo que se aprecia cierta venganza política con lavada de manos, fue imputado el Dr. Luis Octavio Cotero Bernal, ex Director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, por el delito de abuso de autoridad, por el caso de los tráilers de la muerte (aquellos tráilers que sirvieron de congelador para almacenar cadáveres, ya que el semefo se encontraba en crisis de espacio, poco más de 250 cuerpos circulaban de un lado a otro de la ciudad, en Guadalajara desde finales de 2018).

El Doctor en Derecho, Profesor Investigador y miembro del Observatorio Ciudadano de Seguridad, de la UdeG, Rubén Ortega Montes comenta para este medio sobre el caso de Cotero Bernal, «Una imputación en la que la Fiscalía reconoce que se tenía desconocimiento de la existencia de la cadena de custodia de los cuerpos, según la propia fiscal Ely Yañez Castellanos».

Para acusar a Cotero Bernal, la fiscalía cuenta con un listado de cuerpos y una entrevista, no presentan las carpetas de investigación, la Ley obliga se presente La Cadena de Custodia, ya que en ella vienen elementos, materiales probatorios y evidencia física, La Cadena de Custodia es pues, la garantía legal que permite el manejo idóneo de las evidencias, con el objeto de evitar cualquier alteración o contaminación desde el momento de la ubicación en el sitio del suceso o zona del hallazgo, artículo 227 del Código Nacional de Procedimientos Penales.

La Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, que es la que imputa a Cotero Bernal, no tiene conocimiento de los nombres de los Ministerios Públicos que tenían el mando y conducción, siendo los mismos que realizaron las supuestas investigaciones, el fiscal anticorrupción está imputando sin pruebas, no se cuenta tampoco con una inspección que acredite la existencia de los cuerpos, no existe cadena de custodia, tan es así que actualmente se desconoce el paradero de los cuerpos para poder esclarecer los hechos, por lo tanto el fiscal anticorrupción está acusando al Dr. Luis Cotero de «trato indigno a los cadáveres», sin pruebas, pero cuando se cuestionó a qué se refiere con esa narrativa, tampoco supo explicar con los elementos supuestos con los que cuentan.

Ahí está de cuerpo completo la ineficiencia con la que se conducen las autoridades para generar el grado de impunidad que tenemos en Jalisco. Concluyó así el Doctor Rubén Ortega.

Se le invita al fiscal anticorrupción a que también revise la responsabilidad en el manejo de cuerpos al ex Coordinador del Gabinete de Seguridad del estado de Jalisco, el ginecólogo con funciones secretariales, Macedonio Tamez Guajardo, premiado con un puesto federal por obra y gracia del gobernador, después de los lamentables hechos en torno a la muerte, hacía un mes, de Giovanni López, que se dieron en el primer cuadro del centro de Guadalajara, en junio 2020.

Cuando Tamez Guajardo fue nombrado Coordinador de la Unidad de Enlace Federal y Asuntos Internacionales, su desorden en el semefo tenía ya una pila de casi 3 mil cuerpos sin identificar y que seguramente tampoco se les estaba dando seguimiento, si de trato indigno quieren hablar, ahí tienen 3 mil motivos, más los que se hayan acumulado desde esa fecha hasta el día de hoy.

Para trato indigno en Jalisco, no necesitas estar muerto, en vida te dan ese trato las distintas autoridades, en las distintas dependencias, el mismo Dr. Luis Cotero es doliente de su hija desaparecida, la funcionaria del gobierno de Tlajomulco que fue levantada en julio de 2018, Indira Alma Angélica Cotero Ortíz; y que hasta la fecha, lo único que ha recibido el Dr. Cotero por parte de las autoridades es esto, que le caiga todo el peso podrido del estado, cuando todos sabemos que los tráilers fueron contratados por la misma fiscalía, aún así, el siniestro gobernador salió al balcón de Palacio de Gobierno para recordarnos que es el tercer 15 de septiembre que lo padecemos.

 

Deja una respuesta