Breaking News GDL

Consummātum est: preludio de una contienda anunciada.

Después del espaldarazo que recibió el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, de parte del Ejecutivo Federal por los hechos ocurridos el pasado 22 de diciembre de 2021 –donde detuvieron al secretario técnico del Senado, José Manuel Del Río Virgen, al cual involucran presuntamente en la participación del homicidio del ex candidato a alcalde de Cazones, René Tovar– los Senadores Ricardo Monreal y Dante Delgado amagaron con «incendiar» Veracruz. A todo este borlote, sólo bastó la palabra del Presidente, para que los ánimos se «apaciguaran».

Monreal y Delgado, quienes «crucificaron» a Cuitláhuac García por esta detención del funcionario del Senado en Veracruz, al cual llamaron «preso político» sin decir, realmente el por qué, y donde también amenazaron con pedir al Senado la desaparición de poderes en la entidad. Después de la «mañanera», en donde AMLO llamó a Cuitláhuac «un gobernador honesto e incapaz de dañar a alguien por cuestiones políticas», terminó en que los Senadores crearían una COMISIÓN para darle seguimiento al caso Del Río Virgen… nada más.

Pero aseguran que todo este caso –que fue tendencia nacional en las redes sociales y en los círculos políticos del país– tomó este camino porque al parecer hay una «TREGUA» entre AMLO, Monreal y Dante, acuerdo auspiciado por el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, para calmar los ánimos en Veracruz y en la carrera presidencial hacia el 2024. Ya que si escucharon la conferencia de Monreal y Dante en el Senado, se deben dar cuenta que ambos personajes tienen algo, que muchos políticos carecen en el país, que es el OFICIO POLÍTICO. Pues hay que recordar que ambos senadores SOBREVIVIERON con todo y adversidades, en aquellas ocasiones cuando los han querido tener fuera del escenario político.

Así que por lo visto, se puede adelantar que POSIBLEMENTE el detenido en Pacho Viejo SALGA LIBRE en la audiencia de hoy. Seguramente el titular de SEGOB, lo va a TRANSITAR con el Poder Judicial de Veracruz. Ahí es el punto en que se va a recargar todo y para que todo quede en calma, en ningún Estado gobernado por MORENA, como es Veracruz, van a BLOQUEAR a Monreal para evitar que se ENCARTE por la candidatura presidencial de los morenos. Y aquí acaba la PRIMER LECTURA.

Como en los mejores filmes de Tarantino, el asesinato en junio, de un candidato de Veracruz incluye miserias que sólo el séptimo arte puede ofrecer: política, poder, venganzas y cuentas pendientes, relucen ante lo que inicialmente pareció otro homicidio en el marco de una sangrienta campaña electoral que sumó 35 víctimas más. El caso dio un nuevo giro esta semana cuando José Manuel del Río, mano derecha de Monreal en el Senado y miembro de Movimiento Ciudadano, fue detenido en Veracruz acusado de la muerte de un candidato de su partido, René Tovar. Justo aquí, inicia la SEGUNDA LECTURA.

La detención de Del Río fue interpretada por Monreal como una MANIOBRA POLÍTICA de su íntimo enemigo, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García. Ambos representan DOS FAMILIAS ENFRENTADAS dentro de Morena en su pugna por relevar al presidente, Andrés Manuel López Obrador, evidenciando que la GUERRA por el poder ya HA COMENZADO y quien ocupa cada trinchera. Precisamente López Obrador se posicionó sobre la detención al defender a  Cuitláhuac García, sin embargo, sus declaraciones no sirvieron para «disminuir» la INDIGNACIÓN de Monreal ni de la oposición que amenazó con activar una iniciativa para la desaparición de poderes en Veracruz. Aunque remota, la posibilidad insinuada tiene que ver con el tamaño de la indignación y ha servido de excusa para revisar la oleada de detenciones de corte político llevadas a cabo por  Cuitláhuac García en los últimos meses.

El día de nochebuena Monreal, quien aspira a ser candidato a la presidencia de México en 2024 para suceder a López Obrador, se presentó en Veracruz para visitar a Del Río en la cárcel de Pacho Viejo acompañado de Dante Delgado, presidente de Movimiento Ciudadano. El canciller Marcelo Ebrard, quien está también envuelto en la lucha sucesoria, respaldó su postura con un mensaje que no pasó desapercibido dentro de Morena. «Integridad y calidad humana, no abandonar a los compañeros y amigos en la Navidad. Te reconozco», le escribió Ebrard a Monreal. El mensaje de apoyo ha sido hasta ahora el respaldo más claro que ha recibido Monreal en su cruzada por liberar a su compañero y confirmó públicamente la alianza tejida entre los dos aspirantes. Un mensaje de UNIDAD entre ambos que los aleja del mensaje de López Obrador y los enfrenta a la otra candidata, hasta el momento, para sucederlo: la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. Al tándem formado por Ebrard y Monreal se sumaron otras dos conocidas voces dentro de la izquierda, el diputado Gerardo Fernández Noroña y Gibrán Ramírez Reyes, excandidato a la dirigencia nacional de Morena, que criticó a quienes cuestionaron la lealtad de Monreal al partido.

El caso del asesinato de René Tovar, candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cazones (Veracruz), dio un vuelco inesperado en el verano cuando, a finales de junio, las autoridades detuvieron a su jefe de campaña, Omar Ramírez, como principal sospechoso de su muerte. Tovar, asesinado pocas horas antes de que se abrieran las urnas, fue el aspirante más votado debido a que no dio tiempo a cambiar su nombre en las boletas electorales. Finalmente, fue Ramírez quien asumió el cargo como sustituto. Pocos días después, el alcalde en el cargo fue acusado del asesinato de su compañero. Como en esta ocasión, también AMLO opinó del tema antes incluso de que la opinión pública conociera el caso y reveló detalles sobre la principal línea de investigación. «Uno de los posibles involucrados, de acuerdo con las investigaciones, es su jefe de campaña, para él quedarse como candidato y ganar», dijo entonces el mandatario. Seis meses después es su antiguo jefe el acusado. Las implicaciones, no obstante, se sienten en lo más alto de la política nacional que han convertido a Veracruz en el epicentro de una DISPUTA al interior de las distintas familias de Morena. Y en la diana del enfrentamiento está un nombre que pasó la nochebuena entre rejas: José Manuel del Río.

En el centro de todas las iras está el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, y la polémica actuación de su Fiscalía. Desde su llegada al poder hace tres años, se han dado una serie de detenciones que afectan siempre a partidos opositores y, de paso, retrata el escaso nivel de los aspirantes en el México municipal. En esa lista, además de Del Río, detenido por homicidio, están Tito Delfín del conservador PAN, encarcelado por abuso de autoridad y fraude; Gustavo Díaz, del PRI, por portación de arma sin autorización; Azucena Rodríguez, también del PRI, por participar en el homicidio de un precandidato de Morena; Gregorio Gómez, por portar una pistola y narcomenudeo; o Rogelio Franco, también del PAN, por golpear a un policía. Todos ellos de Veracruz.

Mientras la pugna se resuelve en las alturas, Del Río, secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado aguarda en prisión a comparecer el día de hoy ante un juez.

La TERCER LECTURA… A pesar de que todo el tema de José Manuel del Río Virgen se puede resolver con un ACUERDO POLÍTICO, en el IMAGINARIO COLECTIVO queda la percepción –que después del respaldo de AMLO a Cuitláhuac y lo dicho por los Senadores en su conferencia de prensa– que a los legisladores les faltaron «tamaños», pues dejaron ir una OPORTUNIDAD HISTÓRICA de someter a un gobernador muy querido y cercano al Presidente en turno. Pensaron que Cuitláhuac no había CONSULTADO nada y se EQUIVOCARON, ya que una DETENCIÓN de ese calibre, sólo se hace con el VISTO BUENO de la Secretaría de Gobernación, después de que ésta lo consultó y lo confirmó con Palacio Nacional (antes Los Pinos).

Y ya después de todo este alboroto legal y político, Andrés Manuel López Obrador les mandó un mensaje claro: el presidente usará todo lo que esté a su alcance para sacar adelante su proyecto, para muestra basta con analizar su contienda contra el INE.

No hay político más AUDAZ que AMLO, Dante lo sabe y Monreal recibió su PRIMER MENSAJE DURO: López Obrador tiene a su «servicio» varios «kamikazes políticos» con poder. Lo que se le debe reconocer al presidente, es la DEFENSA DE LOS SUYOS, eso se VALORA y genera LEALTAD. Cuitláhuac sabía que la desaparición de Poderes en Veracruz no iba a prosperar, pues AMLO no permitiría la interpretación del artículo 76 fracción V de la Constitución Mexicana. El xalapeño «sobrevivió» a la primera «embestida» política y de paso, se EMPODERÓ, se salió con la suya con el RESPALDO presidencial. Ya que él no hizo nada, AMLO lo fortaleció y para Cuitláhuac: LA LUCHA SIGUE. ¡Consummātum est!

Deja una respuesta