Seguridad: derecho que está fuera del ajedrez presidencial.

Gran revuelo se gestó a raíz de la famosa Reforma Eléctrica –reforma que por cierto se comentó desde hace unos meses que de no realizarse por medio de un decreto presidencial no sería aprobada–  sin embargo se llevó al pleno de la Cámara de Diputados, con los resultados ya conocidos, resultó que todo fue una jugada maestra de ajedrez, pero solo aquellos que lo practican con fichas de mármol de colmillo de elefante africano, son los únicos que entienden estas estrategias, o al menos eso dicta la doctrina, abonando a la ignorancia de las masas especulando que incluso, se podría molestar el imperio americano.

Resulta que en esta gestión el adoctrinamiento es tan brutal que a los errores se les llaman jugadas maestras, en los temas en donde no hay resultados se utilizan varias opciones que van desde culpar a los adversarios, al prianismo, a los conservadores, incluso a Carmen Aristegui y a Loret de Mola, y así no asumir responsabilidades.

Uno de estos temas que a nadie le gusta comentar es el de la seguridad, en automático la crítica se traslada al sexenio de Felipe Calderón, sea cual sea el cuestionamiento, no se puede criticar al gobierno actual ya que los culpables resultan siempre los ciudadanos que, durante ocho décadas estuvieron votando por el prian, por los conservadores, por los adversarios. Incluso los adoctrinados, ya sean militantes o solo simpatizantes del partido dominante, no conocen la ley vigente con la que, se supone el gobierno está llevando a cabo la estrategia para combatir la violencia, la corrupción, el crimen organizado y demás rubros plasmados en  la «Estrategia Nacional de Seguridad Pública del Gobierno de la República», iniciativa enviada por el Presidente de la República a la Cámara de Senadores y que fue aprobada el 16 de mayo de 2019.

https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5560463&fecha=16/05/2019

Diario Oficial de la Federación «Estrategia Nacional de Seguridad Pública del Gobierno de la República»

El 16 de mayo de 2019 se aprobó en el Senado y se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el decreto por el que se aprueba la Estrategia Nacional de Seguridad Pública del Gobierno de la República, misma que presentó el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Dicha estrategia señala los siguientes objetivos:

OBJETIVOS DE LA ESTRATEGIA NACIONAL DE SEGURIDAD PÚBLICA

1. Erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia

2. Garantizar empleo, educación, salud y bienestar

3. Pleno respeto y promoción de los Derechos Humanos

4. Regeneración ética de la sociedad

5. Reformular el combate a las drogas

6. Emprender la construcción de la paz

7. Recuperación y dignificación de los Centros Penitenciarios

8. Seguridad Pública, Seguridad Nacional y Paz

ESTRATEGIAS ESPECÍFICAS

A). Nuevo Modelo Policial

B). Prevención del Delito

C). Estrategias focalizadas en las regiones y participación ciudadana

D). Nuevos criterios de distribución de los recursos federales en materia de seguridad

E). Estrategia de combate al Mercado Ilícito de Hidrocarburos

F). Estrategia de combate al uso de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (mejor conocido como lavado de dinero o lavado de activos), defraudación fiscal y finanzas de la delincuencia organizada, así como el papel de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en el abatimiento de estos delitos

G). Estrategia para agilizar los procedimientos de extinción de dominio y utilización social de los bienes confiscados a la delincuencia

H). Estrategia para combatir el Robo a autotransporte y pasajeros en carreteras

I). Estrategia para abatir el tráfico de armas

De entre todos estos rubros alguien sabe qué resultados tangibles existen como para señalar que, ¿vamos bien? en la práctica, los resultados se dan desde la mañanera –el monólogo presidencial que ya se convirtió en un circo en el que, incluso se le dan promoción a trapecistas y payasos– sin que sean cuestionables, basta con mencionar a los conservadores, adversarios y soltar alguna carcajada para que el tema se traslade a la bandeja de asuntos sin importancia, la cosa es exhibir a los traidores, a los de las fake news, a los críticos del presidente.

En dicha Estrategia Nacional de Seguridad, se señala en el Marco Jurídico:

De conformidad con el tercer párrafo del artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se presenta la Estrategia Nacional de Seguridad Pública para los efectos conducentes, de la cual se informará anualmente sobre el estado que guarde. En nuestro máximo ordenamiento jurídico se establece en el artículo 21 que la seguridad pública es una función del Estado a cargo de la federación, las entidades federativas y los municipios, cuyos fines son salvaguardar la vida, las libertades, la integridad y el patrimonio de las personas, así como contribuir a la generación y preservación del orden público y la paz social, que comprende la prevención, investigación y persecución de los delitos, así como la sanción de las infracciones administrativas.

Asimismo, la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, reglamentaria del artículo 21 Constitucional, establece que la Seguridad Pública tiene como fines salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz públicos. Ésta comprende la prevención especial y general de los delitos, la sanción de las infracciones administrativas, así como la investigación y la persecución de los delitos y la reinserción social del sentenciado.

Por otra parte, el Poder Ejecutivo tiene la facultad de formular y ejecutar políticas, programas y acciones tendientes a garantizar la seguridad pública de la Nación y la de sus habitantes con el objeto de mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado mexicano, y el mantenimiento del orden constitucional.

La realidad dista mucho de lo que se aprobó, y que al parecer no se lleva a cabo, a más de tres años de que López Obrador llegó al poder, en materia de seguridad, lo visible es el incremento de casos de violencia en todos los rubros, si bien una de las estrategias que se plantearon era el combate al crimen organizado a través de las finanzas, por medio de la Unidad de Inteligencia Financiera, y de la cual se aplauden sus grandes resultados, no ha sido tampoco efectivo, se incrementaron los robos a vehículos de lujo a mano armada, es decir, pareciera que esas cuentas que congeló la UIF, los delincuentes están recuperando dinero a través de robos, secuestros, cobro por derecho de piso, sin que las autoridades hagan algo al respecto.

Si bien es cierto que la seguridad en las entidades federativas corresponde a las policías municipales y estatales, no están siendo efectivas, incluso se percibe cierto desinterés por parte de la autoridad federal para llevar a cabo la implementación de formular y ejecutar políticas, programas y acciones tendientes a garantizar la seguridad pública de la Nación y la de sus habitantes con el objeto de mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado mexicano, y el mantenimiento del orden constitucional.

Tal y como lo señala la misma ley que envió el propio mandatario nacional al Congreso de la Unión, es decir; ni siquiera se hace valer esa ley, ¿entonces para qué crear algo que no se piensa llevar a cabo?. La cereza del pastel viene de la gente que sigue al pie de la letra la doctrina gubernamental, entonces cuando alguien se atreve a cuestionar, la doctrina dice que la culpa es de la gente que vive en tal o cual estado porque votó por el gobernador en turno y como no pertenece al partido en el poder, no tienes derecho a exigirle nada al gobierno federal, pero resulta que es esas entidades federativas –en donde por cierto, el partido oficial perdió las últimas dos elecciones, entre otros motivos por la imposición de candidatos non gratos– el presidente López Obrador obtuvo más votos para ser presidente que el que salió victorioso para la gubernatura, en pocas palabras «Gracias por votar por López Obrador, pero en la gubernatura ganó la competencia, no le debes exigir que se haga valer la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos».

Vivimos en un país en donde los mismos ciudadanos dividen a los conciudadanos, si perteneces a la doctrina obradorista entonces eres bienvenido, si no simpatizas con el partido guinda y tampoco con el presidente entonces eres traidor a la patria, si eres crítico del gobierno entonces eres infiltrado o alguien te paga para ser crítico, pero cuando eres crítico de cualquier gobierno incluyendo al federal, entonces no sabes nada de política, no juegas ajedrez y significa que hasta te crees intelectual.

Independientemente del catálogo mental que tienen como estandarte en la defensa de las suelas de los zapatos del presidente, eso no cambia en absoluto el desafortunado bache de inseguridad que actualmente azota a todo el país, incluyendo los estados en donde sí gobierna la doctrina, no son exclusivos de la delincuencia, pero ¡oh sorpresa! en esos estados los prianistas asesinan gente por deporte ya que pretenden que el gobernador se  vea como un incompetente y así golpear al gobierno federal.

Es increíble hasta donde ha llegado el adoctrinamiento, les da temor cuestionar cualquier tema y caen en el ridículo juego de guardar silencio a cambio de circo, hashtahgs, memes, trending topics, pero sobre todo esperando que recibas una bonita mención en el show de la mañanera.

Los ciudadanos que residimos en una entidad federativa en donde gobierna un corrupto que pertenece a la estirpe opositora, nos sentimos desplazados por el gobierno federal, no se le ve el interés por remediar la situación, aún y cuando su misma ley menciona y respalda su actuación en las entidades federativas fallidas, estamos a merced de la delincuencia y no es opción rezar la máxima en seguridad de la doctrina «abrazos, no balazos», pero nuevamente estamos equivocados, el presidente respeta a las democracias, y a nuestro inepto gobernador lo eligió el pueblo y pues es mejor que se pierdan vidas por la vía democrática y en la administración de un traidor a la patria, antes de que el presidente sea capaz de dar un manotazo en el escritorio y se haga valer la misma ley que él promovió.

La seguridad es un tema que está fuera del tablero de ajedrez del presidente, al parecer ya no hay nada más que esperar, total en tres años es imposible que se arregle ese tema, y por lo tanto ni siquiera se puede hacer valer la Constitución. Ojalá este derecho no sea uno de tantos rubros en los que el presidente tiene las manitas atadas frente al imperio yanqui, no sea que se vaya a enojar y es preferible que se incrementen los cadáveres por muerte en manos de la violencia, antes de faltarle al respeto a nuestros dueños, dice así la doctrina.

Por lo pronto olvidémonos de ver un jaque mate a la delincuencia, ese tema está en el cajón de asuntos que no tienen remedio en un sexenio, además hay que entregar las obras emblema y no se van a opacar por una cuestión en el que los principales culpables son los adversarios, los prianistas, los conservadores, los corruptos, los traidores a la patria, los intelectuales, los periodistas, los escritores, Caín y Abel, Hernán Cortés…

Mejor seguimos defendiendo hasta el gallito del peinado presidencial y cerremos los ojos esperando que no nos alcance un piquete de bala, total miren al presidente pobrecito, cómo lo atacan y todavía le ¡exigen!

En opinión del Doctor en Derecho e Investigador del CUCIénega y miembro del Observatorio de Seguridad y Justicia de la Universidad de Guadalajara, Rubén Ortega Montes, señala que el ajedrez es el arte de la guerra en cuanto a logística, estrategia e inteligencia y uso de las piezas clave para obtener la victoria poniendo trampas en las que debe de caer el adversario para aprovechar esas mismas y obtener el triunfo, quien las ha propuesto.

Después de 100 foros en los que trataron los diferentes funcionarios legisladores estatales municipales y federales el tema de la Reforma Eléctrica y que por cierto fue desechada por la sociedad, vino el balde de agua fría que le demostró al presidente, a la cuarta transformación y a sus seguidores ciegos y sordos que no podían manipular ni con dinero ni con argumentos ni con presiones a los congresistas de la oposición salvo el caso vergonzante del priísta que cambió su voto por la embajada de su señor padre, por cierto de un ex gobernador del sureste no hubo nadie más a quien pudieran convencer.

Y es ahí en donde centro mi comentario, ninguno de los candidateables a Presidente de la República que están en el gabinete o en alguna curul y tampoco el presidente del partido morena a nivel nacional tuvo la capacidad ni las tablas políticas para llevar a cabo una reforma de este calado, si recordamos todas las reformas constitucionales que han realizado otros presidentes seguramente encontraremos el enojo y el coraje de amlo porque en su momento gente de su propio grupo votó por esas reformas y me refiero al PRD que fue la plataforma política que lo sostuvo por años y que le dio la Jefatura de Gobierno que lo catapultó a ser candidato a Presidente de la República, en tres ocasiones; esa falta de oficio político es la misma falta de oficio que existe en la Secretaría de Gobernación y en la secretarías que tendrían que ver con el control interno de gobernanza y política en el país pero también se muestra claramente que el discurso y la narrativa de Andrés Manuel han llevado a polarizar las cosas a tal grado que el país se ha puesto en blanco y negro en ricos y pobres en malos y buenos. El tiempo nos dirá de qué lado se encontraban cada uno de ellos, por lo pronto esperemos que no haya una rifa ni boletos para el litio que se dice hoy de los mexicanos pero que desde 1917 en la Constitución en el artículo 27 ya se establecía que todo aquello que se encuentra en el suelo y en el subsuelo del territorio mexicano es de la nación y no del gobierno. Concluyó.

De cualquier manera mientras nos sigan presentando trapesistas, payasos pero sobre todo público aplaudidor, seguirá siendo un éxito el circo.

Deja una respuesta